Prison Break en Puerto Arthur

Si Prison Break tuviera lugar a mediados del siglo XIX, seguramente el sitio histórico de Puerto Arthur de Tasmania, Australia, en la península de Tasmania, habría sido su ubicación. Separada de Tasmania por una angosta franja de tierra rodeada por aguas infestadas de tiburones, Puerto Arthur fue promocionado como la “prisión de donde no se puede escapar”. Pero a diferencia de la cámara de vigilancia de hoy en día, los guardias y los sabuesos medio hambrientos custodiaban la única salida. Prison Break en Puerto Arthur
Prison Break en Puerto Arthur
Site Requires Javascript - turn on javascript!

Prison Break en Puerto Arthur

Sumérjase en la fascinante historia de la “prisión de donde no se puede escapar” de Tasmania.

Si Prison Break tuviera lugar a mediados del siglo XIX, seguramente el sitio histórico de Puerto Arthur de Tasmania, Australia, en la península de Tasmania, habría sido su ubicación. Separada de Tasmania por una angosta franja de tierra rodeada por aguas infestadas de tiburones, Puerto Arthur fue promocionado como la “prisión de donde no se puede escapar”. Pero a diferencia de la cámara de vigilancia de hoy en día, los guardias y los sabuesos medio hambrientos custodiaban la única salida.

Dé un paseo por los jardines victorianos, y le será difícil imaginarse que esto fue alguna vez una prisión vilipendiada que albergó a 1100 convictos en su época más álgida. Puerto Arthur nació en 1830 como una pequeña estación maderera y, desde 1833 hasta alrededor de1850, algunos de los criminales más peligrosos vinieron a trabajar aquí. En la actualidad, se pueden observar los objetos artesanales que aprendieron a fabricar en la cárcel, en una visita guiada de cuarenta minutos a los distintos edificios, ruinas y casas restauradas del sitio.

Port Arthur Historic Site, Port Arthur, TAS

Port Arthur Historic Site, Port Arthur, TAS

Siga el sendero Convict Water Supply Trail, pase los reservorios, los acueductos, los molinos y las ruedas de agua que quedaron de los molinos de harina construidos en 1843. Explore los dormitorios, el comedor, la biblioteca y la capilla católica de lo que se convirtió en penitenciaria en 1857. Imagine los astilleros salobres del puerto que empleaban a más de setenta convictos en su período más álgido. Camine por las guardias, la cocina, la sala de horneado, la lavandería y la morgue del hospital construido entre 1841 y 1842. Vea la prisión separada de ochenta celdas, donde se colocaba a los prisioneros encapuchados y totalmente aislados. Comenzó en 1848, simbolizó lo que fue considerado como un método nuevo, un enfoque más atenuado de encarcelamiento, donde los castigos psicológicos reemplazaron a los azotes. En realidad, Puerto Arthur era tan brutal como el resto de centros penitenciarios y muchos de los convictos sufrieron enfermedades mentales como consecuencia del aislamiento. En 1864, se construyó un asilo para albergarlos.

Ahora entenderá por qué muchos intentaron escaparse. En 1842, el salteador de caminos convicto Martín Cash y dos amigos escaparon a nado por las aguas infestadas de tiburones, con un hato de ropa sobre la cabeza. Cash contó la historia en su muy vendida autografía de 1870 The Adventures of Martin Cash. George "Billy” Hunt, quien trató de escaparse por el Neck, disfrazado con cuero de canguro, no tuvo tanto éxito. Los guardias hambrientos le dispararon, con la esperanza de tener carne para la cena. Y ahí fue cuando Hunt tiró su disfraz y se rindió. Recibió 150 latigazos.

The Church, Port Arthur Historic Site, Port Arthur, TAS

The Church, Port Arthur Historic Site, Port Arthur, TAS

Para muchos, la única escapatoria era la muerte. Hoy puede navegar hasta Isle of the Dead, donde se enterró a cada uno de los prisioneros que murió en la prisión. Haga una excursión guiada y aprenda sobre los convictos, los soldados y los civiles que formaban parte del Puerto Arthur. Las 1646 tumbas conmemoran sus vidas. Entérese sobre las apariciones misteriosas en una excursión fantasma a la luz de los faroles. Cuenta la leyenda que en las celdas se escuchan gritos fantasmagóricos y que se mueven mecedoras vacías.

Vaya de paseo a la Prisión Point Puer Boys, la primera prisión de varones del Imperio Británico. Aproximadamente 3000 varones entre los 9 y 16 años de edad fueron sometidos a la disciplina severa y al castigo duro de Puer. En la actualidad puede caminar entre los restos de los edificios que ellos construyeron, en un paisaje de arbustos que poco ha cambiado desde el siglo XIX.

Para la década de 1870, la cantidad de convictos había disminuido radicalmente y los que quedaban eran muy ancianos, estaban enfermos o dementes como para poder utilizarlos como mano de obra. El último convicto fue embarcado en 1877 y al sitio se le dio el nombre de Carnarvon. Alrededor de 1880, la gente compró parcelas de tierras y forjó una nueva comunidad en torno al antiguo sitio. En 1895 y 1897, incendios devastadores arrasaron el área, y destruyeron el interior de muchos de los viejos edificios. A pesar de esto, el municipio continuó creciendo y atrajo a muchos turistas fascinados por la historia de la zona.

En la actualidad, usted puede ser uno de ellos cuando camine entre los restos de una prisión tan antigua, donde la libertad era una posibilidad remota. Aunque, si maneja por Convict Trail y o viaja mediante los servicios de autobuses frecuentes entre Puerto Arthur y Hobart, sí tendrá muchas oportunidades de escaparse.

More Holiday Ideas

See what else there is near here to inspire your holiday planning.

Hobart

Hobart

Descubra la gastronomía, los vinos y la creatividad ecléctica de Hobart. Relájese, coma y visite los mercados del puerto y el distrito de Salamanca Place. Visite su suburbio más antiguo, Battery Point, suba al Wellington, y participe del festival Taste Tasmania y la regata Sydney-Hobart. Acceda a Richmond, Kettering, isla Bruny, Wineglass Bay y a los parques nacionales de Tasmania.

Ver más información

Inclúyalo a su viaje soñado
Salamanca Place, Hobart

Salamanca Place, Hobart

Cuando se encuentre en Hobart, no olvide visitar Salamanca Place, en Sullivans Cove, el bullicioso corazón ribereño de la ciudad. La vida de esta zona se centraba en la industria en la década de 1830, pero hoy en día esta pintoresca plaza adoquinada es un destino clave para los que desean disfrutar de la gastronomía, el arte, las compras y la música. Pasee por las galerías y relájese bajo las sombrillas. Adquiera exquisita artesanía de Tasmania en los mercados de Salamanca Markets, y baile al aire libre en el patio del Centro de las Artes de Salamanca. Aquí la vida cultural de Hobart se encuentra con su rica historia.

Ver más información

Inclúyalo a su viaje soñado
Hobart Waterfront and Mt Wellington, TAS. © Tourism Tasmania & Stuart Crossett
Tres días maravillosos en Hobart

Tres días maravillosos en Hobart

Sumérjase en la brisa marina, la cultura creativa y la historia colonial de Hobart, asentada a orillas del ancho río Derwent, a la sombra del escarpado monte Wellington. La mejor forma de ver la arenisca y las vías fluviales de la ciudad es a pie, desde los bulliciosos puestos del mercado de Salamanca hasta los muelles de pesca. Deténgase a degustar la exquisita comida y el magnífico vino de Hobart en las calles adoquinadas de Salamanca Place o por la zona de restaurantes de North Hobart. Explore el monte Wellington en bicicleta de montaña, o bien camine o navegue en kayak por los embarcaderos de la ciudad al ponerse el sol. Justo al sur de la ciudad, se encuentran Kettering y la pequeña isla escarpada de Bruny. Pase el día recorriendo a pie las playas azotadas por el viento, la campiña verde esmeralda y las espectaculares cumbres de los acantilados.

Ver más información

Inclúyalo a su viaje soñado
Bruny Island, TAS. © Tourism Tasmania & Joe Shemesh
Isla de Bruny, Tasmania

Isla de Bruny, Tasmania

Fortalezca su alma en la salvaje isla de Bruny, que se encuentra en el canal D'Entrecasteaux, a poca distancia en coche y transbordador de Hobart. Dé un paseo para descubrir la costa rocosa, las tranquilas playas, los altos bosques, las rugientes olas y las suaves y verdes colinas. Observe la abundante flora y fauna, desde wombats y walabíes hasta pingüinos azules, en una excursión o crucero ecoturístico. Explore lugares históricos, compre exquisitos productos gourmet y pase la noche en un alojamiento boutique en plena naturaleza.

Ver más información

Inclúyalo a su viaje soñado