Playa de Glenelg Beach

Playa de Glenelg Beach

Descubrirá todos los encantos de un pueblo costero y mucho más en el animado Glenelg, que se encuentra en la bahía de Holdfast, a tan solo 25 minutos en tranvía desde el centro de Adelaida.   Aquí encontrará una playa de arenas blancas, históricos hoteles con encanto y animadas tiendas, cafés con terraza y espectáculos estivales.  También puede nadar con delfines salvajes, practicar submarinismo o snorkel o alquilar un barco de pesca. Descubra la historia de Glenelg en las galerías y los museos, únase a la diversión de sus festivales y pasee por la costa hasta las cercanas ciudades costeras.

Para llegar a Glenelg, tome el tranvía de época que ha estado llevando pasajeros desde North Terrace, en Adelaida, desde la década de 1920.  Le dejará en Moseley Square, justo detrás del malecón.  Puede descubrir los cambios históricos de la bahía de Holdfast en el centro de investigación del Ayuntamiento de Glenelg.  

Sin duda alguna la popularidad de Glenelg como destino costero no ha disminuido con el paso de los años, tal y como podrá comprobar cuando pasee por la ajetreada calle Jetty Road, repleta de tiendas y restaurantes. Eche un vistazo a algunas de las muchísimas tiendas especializadas o disfrute de una cena en la terraza de un restaurante.  Si desea una velada culinaria en algún lugar elegante, diríjase al puerto deportivo de Holdfast, un lugar ideal para disfrutar de magníficas puestas de sol sobre Glenelg. 

El puerto deportivo es también el punto de partida de las excursiones en barco para observar delfines que recorren la bahía de Holdfast varias veces al día.  Contemple delfines mulares y comunes en una excursión en barco durante el día o al ponerse el sol, o realice una excursión que le permitirá darse un baño con ellos.  Glenelg es el centro para disfrutar de un sinfín de otras aventuras en el océano.  Aprenda a hacer surf y haga snorkel o  buceoen los diversos arrecifes y paredes escarpadas.  Dé un emocionante paseo en lancha motora a lo largo de la costa, o embárquese en un barco de pesca alquilado para realizar una excursión de un día o vivir una aventura nocturna. Glenelg alberga también un conocido parque de atracciones y un pintoresco campo de golf situado junto al mar.

Sumérjase en la historia y los paisajes de Glenelg en las rutas que pueden recorrerse a pie o en bicicleta.  La ruta Federation Trail serpentea por la bahía de Holdfast, entre casitas de trabajadores, espléndidos edificios coloniales y un refugio antiaéreo de la II Guerra Mundial.  Observe las frágiles dunas que no han sufrido los estragos de la colonización europea, y visite Tjilbruke Spring, una fuente de agua dulce sagrada para los aborígenes locales.   Dé un paseo hasta llegar a la histórica Kingston House, en la impresionante reserva costera de Kingston Park.

Siga el paseo marítimo entarimado hacia el sur hasta llegar a Marino Rocks, o camine por el paseo marítimo hasta llegar a la vecina Brighton.  Desde Glenelg también puede caminar o ir en bicicleta hasta llegar a las aldeas costeras vecinas, como Grange, Henley Beach y West Beach.

Escuche villancicos en las festividades navideñas anuales, celebre el Día de Australia en la playa o disfrute del ambiente de fiesta durante el Festival de Jazz de Glenelg y la carrera City to Bay Fun Run.

No deje pasar la oportunidad de visitar Glenelg, donde el clásico encanto costero esconde unas cuantas sorpresas.

Más ideas Australianas