Pruebe el Top End

Pruebe el Top End

Pruebe los sabores asiáticos en el entorno tropical del mercado Mindil Beach Sunset de Darwin entre mayo y octubre.
Los cocoteros se balancean al atardecer, y el aire huele a satay muy caliente y fideos muy condimentados. Bienvenido al mercado Mindil Beach Sunset Market de Darwin, donde podrá degustar los sabores del Pacífico asiático, y ver el arte y las artesanías locales, en un balsámico entorno tropical.

Se lleva a cabo todos los jueves en los meses de la estación seca entre mayo y octubre. Este mercado vibrante es, de algún modo, una institución en Darwin. Los lugareños comienzan a llegar al anochecer, armados con mesas, sillas y alfombras, traen a sus niños y se acomodan en la playa o en la hierba a mirar cómo el sol se esconde produciendo una llamarada de color, y esperan a que aparezcan las estrellas.

Al igual que Darwin, estos mercados son un crisol de gastronomía y culturas. En Darwin, vive gente de más de 50 nacionalidades y más de 30 sabores nacionales exóticos, incluidos el aborigen, el isleño, el tailandés, el indonesio, el chino y el europeo. En los puestos, se exhiben sabrosas comidas en Mindil Beach.

Darwin está más cerca de Indonesia que Sídney, y puede degustar unos bocadillos sabrosos y tradicionales de Indonesia como salsa de nuez satay, gado-gado (verduras con salsa de nuez) y platos de fideos. O lleve su paladar a Tailandia con un plato de sopa picante tom yum o un curry verde de pollo. Con el aroma del limoncillo que flota en el cálido ambiente, es tentador vagar sin rumbo hacia Vietnam (o por lo menos al puesto de comida vietnamita) para obtener algunos arrollados de papel de arroz delicados y aromáticos. Tome una aromática laksa malaya, pruebe un satay con carne vacuna halal o aventúrese a una comida típica local. Cocodrilo, búfalo y barramundi son tan sólo algunas de las especialidades delicadas y frescas del Territorio del Norte. Si tiene ganas de algo más tradicional, hay comidas al espiedo, hamburguesas y pescados con papas fritas. Después endulce su paladar con algún manjar de fruta, jugos y postres tropicales. Dese el gusto con panqueques franceses, pasteles de arroz o taro custard (natilla con huevos y leche de coco) en platos de bambú descartables.

Una vez que su apetito esté satisfecho, los mercados tienen puestos de arte y artesanías con sabores locales para explorar. Compre arte autóctono, ropa hecha a mano, títeres y artículos de cerámica. Para tener un recuerdo de su visita, llévese un didgeridoo (instrumento aborigen), obras de arte aborigen, o una billetera o pulsera realizada con cuero de cocodrilo autóctono. Adivine el futuro con quienes leen el tarot o aprenda con un experto cómo utilizar una fusta. Escuche poesía autóctona o reciba masajes de masajistas tailandeses. Entretenimientos que van desde cantantes de cabaret a bandas aborígenes de rock contemporáneo completan la tarde plena de acción de la ecléctica Mindil.

Tome una silla playera y vaya temprano para encontrar un lugar. La playa de Mindil Beach es el lugar para degustar los sabores espectaculares multiculturales de Darwin, los atardeceres espectaculares y la libertad  de andar descalzo.

Más ideas Australianas