Flote en los cielos otoñales en la Fiesta de Globos en Canberra

Flote en los cielos otoñales en la Fiesta de Globos en Canberra

El otoño de Canberra no solo es característico por los ardientes colores de los árboles caducifolios, sino también por la característica Fiesta de Globos en Canberra. Durante nueve luminosas mañanas de marzo, un colorido manto de globos aerostáticos surcan los aires desde los terrenos de la Antigua Casa del Parlamento. Observe la estampa mágica, junto a miles de otras personas que también han madrugado, o recorra los cielos en un globo aerostático. Ambas opciones resultan ideales para dar comienzo a un día en Canberra, especialmente, si las acompaña de un desayuno reconfortante y de espectáculos en vivo.  A continuación, salga y visite los museos nacionales, las galerías, las bodegas y los parques de matices rojizos que pueblan Canberra.
 
Pilotos y tripulantes de globos aerostáticos procedentes de todo el mundo toman rumbo a Canberra para participar en esta fiesta anual, capaz de sacar de la cama hasta a los más dormilones. Llegue a las seis y media de la mañana  para ver el comienzo de esta surrealista procesión celestial.  En años anteriores, entre algunos de los creativos diseños de los globos, se encontraban una casa, un pájaro, una rana gigante, una pareja de abejas que bailaban y una réplica del retrato de Vincent van Gogh.  Es un lugar fascinante para contemplar los numerosos globos que surcan los luminosos y azules cielos otoñales, reflejados en el estanque de la Antigua Casa del Parlamento. 

Disfrute de la camaradería en tierra o reserve por adelantado en una empresa de globos aerostáticos para unirse a esta colorida exposición flotante. Es una forma fantástica de contemplar la capital de Australia.  Canberra es uno de los pocos lugares del mundo en el que los globos pueden volar tan cerca de las casas del Gobierno. Contemple el paisaje mientras el viento desplaza al globo sobre los famosos edificios nacionales como, por ejemplo, el nuevo y el antiguo Parlamento, la Galería Nacional, el Museo y el Monumento a la Guerra.  Flote sobre la brillante masa de agua del lago Burley Griffin y contemple los parques de la ciudad, bordeados por avenidas con árboles otoñales. Ascenderá a medida que las luces del día aparecen  y descenderá a tiempo para disfrutar de los espectáculos en vivo y disfrutar de un desayuno reconfortante. 

Es una forma tranquila y renovadora de iniciar sus vacaciones en Canberra, hogar de todos los monumentos, museos y galerías nacionales de Australia. Explore las fascinantes atracciones de la capital y disfrute de los vivos y de soleados días otoñales en los alrededores del lago o en los extensos bosques de la ciudad. Ya dentro de la ciudad, podrá recorrer en canoa o kayak el lago Burley Griffin, caminar por el Jardín Botánico Nacional de Australia o el Parque Natural de Canberra Nature, e ir de excursión hasta la cima de Black Mountain para contemplar sus vistas panorámicas. Maneje unos minutos más para poder nadar, navegar, pescar y tomar una merienda campestre a la orilla del río Murrimbidgee. Recorra el santuario natural autóctono de la Reserva Natural de Tindibilla o aventúrese en los parajes inexplorados del Parque Nacional Namadgi, que forman parte de los Alpes Australianos. Si esto le resulta demasiado extenuante, maneje por Poachers Trail a través de la región vitivinicola de Canberra, en la que podrá contemplar los espectaculares tonos rojizos del otoño. Esta pintoresca ruta deja atrás viñedos, galerías de arte, encantadores cafés, restaurantes en los que cenar a la luz de las velas y  rurales. 

Todos estos son alicientes que hacen que la Fiesta de Globos en Canberra cobre aún más interés.

Buscar eventos









Más ideas Australianas