Isla Fraser

Isla Fraser

Bienvenido a la Isla Fraser, Patrimonio de la humanidad: la isla de arena más grande del mundo.

Dé un paseo en 4x4 por los coloridos arrecifes de arena de The Cathedrals o sobrevuele Seventy-Five Mile Beach. Realice excursiones por la selva tropical, que nace en la arena de la playa, por los brezales llenos de flores silvestres y dese un baño en lagos como un espejo rodeado de oro. Visite el lago McKenzie, coma al aire libre junto a las tortugas del lago Allom y aviste las ballenas desde Indian Head. Descubra los históricos restos del naufragio del Maheno en Happy Valley y observe canguros, walabíes y zarigüeyas durante una excursión por el interior. Descubra cómo se formó la isla, y conozca su fascinante historia de pioneros y aborígenes. No es difícil comprender por qué los aborígenes llamaron a Fraser Island K'gari (paraíso).

Cinco formas de pasarlo bien en la Isla de Fraser:

Seventy Five Mile Beach, QLD
Seventy Five Mile Beach, QLD

1. Conducir o volar

Desde el momento en que se llega a la autopista de arena de Seventy-Five Mile Beach, la isla pasa a ser territorio exclusivo del 4x4. Recorra una de las numerosas pistas de arena que le llevarán a lagos, selvas tropicales y otros hermosos enclaves naturales. Conduzca, por ejemplo, hasta imponentes volcanes de arena o a los elevados y multicolores arrecifes de arena de The Cathedrals. Deténgase para chapotear un rato en el veloz arroyo Eli Creek, que desemboca en el océano. Recorra el paseo entarimado del arroyo Wanggoolba Creek, cuyas aguas transparentes atraviesan la selva tropical de Central Station, municipio que en su tiempo se dedicó a la silvicultura. Tómese un descanso para conocer algo de la historia del naufragio del Maheno y las coloridas arenas de The Pinnacles. Si hay marea baja, puede disfrutar de un refrescante chapuzón en las transparentes y burbujeantes aguas marinas de las Champagne Pools. Disfrute de una vista aérea realizando un vuelo panorámico sobre Cathedral Beach, Happy Valley y Orchid Beach.

Lake McKenzie, QLD
Lake McKenzie, QLD

2. Descubrir una naturaleza singular y espectacular

Visite Pile Valley para contemplar sus silenciosos arroyos, grandes árboles, boscosos helechos, altísimos bojes cepillo y syncarpias. Pasee por antiguos bosques pluviales que crecen sobre las dunas de Central Station. Contemple Rainbow Gorge con sus curiosas formaciones de arena, y el sinfín de colores de Cathedrals y Pinnacles, al norte de los restos del naufragio del Maheno. Explore más de cien lagos de agua dulce, algunos del color del té y otros de un azul transparente. Recorra a pie la ruta Lake McKenzie Circuit Walk, que en un día le llevará al lago McKenzie, uno de los cuarenta  lagos cristalinos que se pueden encontrar aquí y que representan la mitad de los lagos de este tipo que hay en el mundo. Báñese en sus azules aguas o descanse sobre sus blanquísimas arenas de sílice. De un paseo hasta el lago más profundo de la isla, el lago Wabby, rodeado por un enorme volcán de arena; o al pequeño y pintoresco lago Allom, donde verá tortugas de agua dulce en sus orillas bordeadas de bosque. Visite el lago Bowarrady, situado a 120 m sobre el nivel del mar, y el lago Boemingen que, según se dice, es el mayor lago elevado del mundo. En Fraser Island descubrirá que la naturaleza ofrece un espectáculo diferente según la estación: flores silvestres en primavera, brillantes días de verano, ardientes colores otoñales y el aire inhóspito del invierno.

Cathedral Beach, QLD
Cathedral Beach, QLD

3. Dormir bajo las estrellas o en lujosos alojamientos

Alójese en un resort ecológico, donde deleitarse con masajes, cócteles y restaurantes. O disfrute de la intimidad que le ofrece una casa frente a la playa, rodeado por la naturaleza salvaje. También encontrará hoteles y chalets con todos los servicios, vistas al mar y al interior. Para fundirse realmente con la naturaleza, levante su tienda en un campamento en Central Station, Lake Boomanjin, Lake McKenzie, Dundubara, Waddy Point, Wathumba, Dilli Village o Cathedral Beach. Si se anima, descubra la maravillosa soledad que le ofrece la arena de la playa oriental.

Indian Head, QLD
Indian Head, QLD

4. Observar la flora y fauna

Haga avistaje de aves rapaces y rayas de espina durante una excursión en canoa; o de algunas de las 354 especies de aves de la isla durante una ruta de senderismo guiada por un guarda forestal. Esta isla es el hogar del periquito terrestre, tan difícil de ver, del fuerte Ninox y de alrededor de dieciocho aves de presa. Navegue junto a dugongos, tortugas, delfines y tiburones, o contémplelos durante una excursión por las playas y por Indian Head.  Entre agosto y octubre, no se pierda a las ballenas jorobadas migratorias. Vaya a buscar langostas azules y divise en la playa a ejércitos de cangrejos soldados durante una excursión de pesca. Conviértase en un animal nocturno más y descubra con su linterna a murciélagos, zorros voladores, falangéridos de azúcar y ranas. Vea de cerca a equidnas, zorros voladores, zarigüeyas, walabíes y canguros de la isla, y a la raza de dingo más pura de Australia.

A shipwreck at S.S Maheno, Fraser Island, QLD,
Shipwreck S.S Maheno, QLD

5, Ir tras las huellas de la historia europea y aborigen

Puede descubrir los secretos de 700 000 años de evolución en las flores silvestres, y siglos de cambio climático en las enormes dunas. Contemple campamentos, árboles cuya corteza ha sido utilizada por los aborígenes, trampas de pesca y vestigios de al menos 5 000 años de antigüedad durante una excursión guiada. Visite los bellísimos Arch Cliffs, donde tiempo atrás los hombres aborígenes tocaban el didgeridoo para las ballenas jorobadas migratorias; y Moon Point, antiguo lugar sagrado de nacimiento, reservado para las mujeres aborígenes. Explore los restos del naufragio del S. S. Maheno, construido en 1905, que prestó servicio como barco de pasajeros de lujo uniendo la costa con Tasmania, y como barco hospital durante la Primera Guerra Mundial, antes de que un ciclón lo hiciera encallar. Realice una ruta para conocer el patrimonio y descubrir a su homónima europea, Eliza Fraser, que estaba con su esposo, el capitán James Fraser, cuando en 1836 encalló su barco, el Stirling Castle. Escuche la dramática historia de su supervivencia, con la pérdida de su marido y su hijo recién nacido, y el cautiverio al que fue sometida por la tribu aborigen local. Visite el muelle de McKenzie, ahora abandonado y en ruinas, construido originalmente como punto de acceso al territorio principal australiano para los madereros, y posteriormente utilizado por la Fuerza Z durante la Segunda Guerra Mundial. Formaciones que se pierden en las arenas del tiempo, historias sobre el «tiempo del sueño», Eliza Fraser y las recientes batallas medioambientales, forman parte de la rica historia de Fraser Island.

Use el mapa para explorar lugares para visitar y cosas que hacer

States
States

Más ideas Australianas

Más información sobre Fraser Island

Puede encontrar más información en la página web de turismo de Queensland.