El antiguo arte del Kakadu

El antiguo arte del Kakadu

Contemple las ricas pinturas rupestres aborígenes en esta maravilla del Patrimonio de la Humanidad.

Entre los terrenos pantanosos, la vida salvaje y las gargantas escarpadas, el Parque Nacional Kakadu, declarado Patrimonio de la Humanidad, cuenta con una de las áreas de mayor concentración de pinturas rupestres del mundo. Aquí se encontraron 5000 yacimientos aborígenes, entre los que se incluyen pinturas rupestres, refugios, herramientas de piedra, amoladeras y objetos ceremoniales color ocre. Estos registros detallados y espectaculares de la vida en Kakadu se remontan a más de 50 000 años, desde el primer testimonio de la ocupación humana hasta la llegada de los europeos.

Las familias aborígenes acampaban en los refugios de piedras alrededor de Ubirr, al noreste de Kakadu, y hoy puede ver las pinturas de los peces y animales que ellos cazaban. Los barramundi, los bagres, las lisas, los varanos australianos, las tortugas, las zarigüeyas y los walabíes forman fila en el muro posterior de la galería principal, un rico tapete de vida color ocre. En esta galería, también verá alguno de los ejemplos de arte de rayos x mejores del mundo, donde se pueden ver los huesos y los órganos de animales, tan visibles como la parte externa. Otras pinturas registran el contacto con los primeros “hombres blancos” del área, que se cree eran cazadores de búfalos de alrededor de 1880. Uno tiene las manos en los bolsillos, y el otro tiene las manos en la cintura y están “dando órdenes a los aborígenes de la zona”.

No muy lejos de esta galería, podrá encontrar pinturas de las hermanas namarrgarn, espíritus ingeniosos que viven en las estrellas y que pueden hacer enfermar a la gente con un cordel. En otro sitio del área, podrá ver una pintura del Rainbow Serpent (la serpiente arcoíris) que tiene más de 23 000 años de antigüedad. Esta poderosa y tranquila “dama jefa” es conocida como Garranga'rrelito por la tribu gagdugju.

En la Nourlangie Rock, una formación externa del Acantilado Arnhem Land, puede observar las grietas cortadas por los antepasados del Dreamtime (Tiempos de los sueños) con forma de walabíes de las rocas. Estas grietas aún son visibles en la actualidad y, a menudo, se puede ver a los walabíes de las rocas a la mañana o al atardecer. En la Galería Anbangang cercana, verá una pintura del Lightning Man (el hombre relámpago), el antepasado del Dreamtime que aún controla las feroces tormentas de rayos que se desatan en cada estación húmeda. En las cercanías se encuentra Nanguluwu, donde el aclamado artista Najombolmi pintó la figura espiritual de Mimi Dreamtime tirando una lanza durante la década del sesenta. Podrá observar pinturas que retratan la llegada de los europeos, incluso un barco con dos mástiles arrastrando un bote de remo con cadena de ancla.

Según el mito del Dreamtime, los espíritus de Mimi fueron los primeros antepasados que pintaron sobre piedras. Transmitieron su conocimiento a algunos aborígenes, mientras que otros aprendieron copiando el arte de Mimi. Algunas veces los espíritus ancestrales entraban en los muros de las rocas en forma de pinturas, y los convertían en lugares de sueños sagrados.

Con la llegada de los europeos y el estilo de vida cambiante de los aborígenes, la tradición de las pinturas rupestres fue reemplazada por pinturas sobre corteza de árboles, papel y tela. Las pinturas rupestres más recientes de Kakadu fueron pintadas en 1986 y la última época de gran actividad anterior a eso fue la del trabajo de Najombolmi durante la década del sesenta.

En la actualidad, puede explorar este gran hallazgo del tesoro cultural con un guía local aborigen. Entre las selvas exuberantes de Kakadu existe una épica historia de la civilización.

Más ideas Australianas