Tres días maravillosos en Sídney

Tres días maravillosos en Sídney

Explore el puerto, las playas y las zonas urbanas de esta exuberante ciudad. Contemple el amanecer desde lo alto del Puente del Puerto o la puesta de sol en la Casa de la Ópera. Disfrute de una cena de lujo en el muelle de Woolloomooloo o asista a una obra de teatro y de danza en los muelles renovados de Walsh Bay. Tome el transbordador hasta Manly, camine desde Bondi a Bronte por los espectaculares acantilados o tómese una cerveza en un Biergarten con vista al puerto de Watsons Bay.  Descubra el carácter único de Surry Hills, Kings Cross, Glebe, Newtown o Balmain. Dedique el último día a recorrer las bodegas y los restaurantes o disfrute de un día de spa en el valle de Hunter.

Sídney, NSW
Sídney, NSW

Día 1: Visite el puerto de Sídney

Comience sus vacaciones en Sídney visitando el puerto. Pasee por los callejones sin salida adoquinados y eche un vistazo a los mercados que se celebran durante los fines de semana en The Rocks, la zona histórica donde nació la ciudad de Sídney. Suba al Puente del Puerto o tome un transbordador con destino al zoológico. Visite el Museo de Arte Contemporáneo en su recorrido por Circular Quay. Visite los Jardines Botánicos  y admire los jardines podados artísticamente cuando se dirija a la Galería de Arte de Nueva Gales del Sur o a los museos y enclaves históricos ubicados en Macquarie Street. Siga caminando hasta la zona de restaurantes exclusivos del muelle de Woolloomooloo y el cosmopolita Potts Point. Suba a un autobús con destino a Rose Bay, donde puede rentar un kayak y pasar la tarde remando en el puerto interior. O continúe hasta Watsons Bay y disfrute de la puesta de sol la ciudad de Sídney, perfilada en el horizonte, desde el pub situado frente a la playa. Por la noche, cene en un restaurante del muelle de Cockle Bay tras visitar las numerosas atracciones de Darling Harbour o disfrute de los mejores locales nocturnos de Surry Hills o Kings Cross. Ponga el broche de oro a su primer día de visita en la ciudad de Sídney asistiendo a una función en la emblemática Casa de la Ópera.

Tome un autobús con destino a Bondi Beach, donde podrá nadar, recibir una lección de surf o simplemente disfrutar de la vista desde las colinas cubiertas de hierba. Eche un vistazo a las boutiques de las calles laterales y almuerce junto a mochileros y fashion victims en uno de los modernos cafés. Los domingos, puede encontrar ropa y artículos vintage de diseñadores locales en el mercado de Bondi Beach. Recorra a pie los acantilados esculpidos por el mar desde Tamarama a Coogee y haga un alto en el camino para tomar algo en un ajetreado café del paseo marítimo. También tiene la alternativa de tomar el transbordador que cruza el puerto hasta Manly, que se encuentra entre el mar y el tranquilo puerto.  Recorra todo o parte del sendero panorámico que se extiende desde Manly hasta Spit Bridge. Disfrute de un picnic en  Shelly Beach, haga submarinismo en Cabbage Tree Bay o dé un paseo en bicicleta hasta Fairy Bower. Por la noche, diríjase a Walsh Bay, que alberga a la Compañía de Teatro de Sídney, la Compañía de Danza de Sídney y la Compañía de Danza Bangarra. O descubra los restaurantes, los cálidos bares y pubs atestados de gente en Glebe, Newtown o Balmain.

Valle de Hunter, NSW
Valle de Hunter, NSW

Día 3: Diríjase al valle de Hunter

Alquile un auto, tome un autobús o contrate una excursión al valle de Hunter, una región rodeada de viñedos, a tan solo dos horas en automóvil al norte de Sídney. Vaya en bicicleta a alguna de las 120 bodegas o visítelas en un carro tirado por caballos. Pruebe el exquisito vino blanco dulce de la región en las bodegas boutique de Lovedale y combine un buen Shiraz con quesos artesanales con moho blanco y corteza de Pokolbin. Saboree los aceites de oliva de la región y reciba una lección de cocina gourmet o un curso sobre maridajes de vino y comida. También tiene la alternativa disfrutar de un día de spa o de dar el primer golpe en uno de los tres campos de golf de primera categoría de la región. Monte a caballo por el ondulado paisaje o contemple los viñedos desde un globo aerostático. Realice excursiones por el Parque Nacional de Yengo y contemple las pinturas rupestres en Milbrodale. Visite las galerías, las tiendas de antigüedades, los cafés y las tiendas de artesanía en los pueblos históricos de Morpeth, Wollombi y Broke.  Pase la noche en una hostería  o en un elegante hotel boutique.

Sídney de un vistazo

Sídney de un vistazo

Mejor época para ir:
Puede visitar Sídney en cualquier época del año: los veranos son templados y los inviernos, frescos.

 

Más ideas Australianas