Tres días maravillosos en Adelaida

Tres días maravillosos en Adelaida

Abandone las atracciones culturales y diríjase a la costa de Adelaida, donde restaurantes, parques y regiones vitivinicolas son también otras alternativas que tiene al alcance de la mano. Explore el pasado de la ciudad en los magníficos edificios de piedra de North Terrace. Descubra la energía juvenil que bulle bajo el elegante exterior de la ciudad en Rundle Street y Gouger Street, la conocida zona de restaurantes.  Piérdase en los parques, que ocupan más de la mitad de la ciudad. Nade con delfines en Glenelg y disfrute de fiestas estivales en la zona costera de Henley. Realice un viaje de un día a la península de Fleurieu y haga un alto en el camino para visitar bodegas, jugar en las playas de arena blanca, caminar por la escarpada costa y observar más de cerca la flora y fauna de la zona.

Adelaida, SA
Adelaida, SA

Día 1: Combine cultura y aire fresco

Observe la acción y el colorido del mercado Adelaide Central Market, el centro de productos frescos de la ciudad, desde uno de sus cafés gourmet. Visite las galerías, los museos y los edificios coloniales de North Terrace, el bulevar cultural de Adelaida. Pasee por la magnífica estación de ferrocarril para visitar el Parlamento y la Casa de Gobierno.  Visite las vinotecas, las boutiques, los cines y los elegantes restaurantes de la cercana Rundle Street.  Pruebe el Smorgasbord (típico bufé sueco) de Rundle Mall, descubra los secretos de moda de Ebenezer Place y busque ofertas en los mercados de los domingos. Disfrute aquí de una buena comida en un balcón de hierro forjado o diríjase a los parques que rodean la ciudad para disfrutar de un picnic. Alquile un bote de remos o visite los rosales de aroma embriagador en Rymill Park, contemple Palm House, de estilo Art decó, en los Jardines Botánicos o monte en bicicleta para recorrer las orillas del río Torrens en Linear Park. Por la noche, cene en las modernas calles Gouger, O’Connell y Melbourne. También puede asistir a una representación teatral, de ópera, danza, cabaret o comedia en el Adelaide Festival Centre de North Terrace.

Glenelg, SA
Glenelg, SA

Día 2: A la playa

Tome un tranvía y acérquese a Glenelg, en Holdfast Bay, donde podrá sentarse en un café de Jetty Road y ver pasar a la gente.  Vaya de shopping, bucee bajo las olas o relájese en la playa de arena blanca.  Aquí podrá nadar entre delfines o dar un paseo en moto de agua a lo largo de la costa que le subirá la adrenalina.  Conozca la historia de la región en el centro de investigación del Ayuntamiento de Glenelg o recorriendo a pie las rutas Federation Trail y Proclamation Trail.  Coma al aire libre disfrutando de unas vistas espectaculares del mar, recorra la ruta Aboriginal Tjilbruke Trail y visite la histórica Kingston House en la Reserva Costera de Kingston Park.  Camine por el malecón hasta el pueblo costero de Brighton, y allí tome un autobús hasta Puerto Adelaida.  Pase la tarde explorando los museos, almacenes restaurados e históricas calles del corazón marítimo de la ciudad.  Termine el día en la costa, en Henley.  Cene en uno de los multiculturales restaurantes de Henley Road y asista a una actuación en directo de una de las bandas que tocan en Henley Square en verano.

McLaren Vale, SA
McLaren Vale, SA

Día 3: Península de Fleurieu

Alquile un auto y maneje hacia el sur, hasta la región vinícola del valle de McLaren, donde podrá visitar galerías y bodegas, y comprar aceitunas, aceites, quesos, almendras y bayas en huertos y puestos situados al borde de la carretera. Si se siente con energía, alquile una bicicleta y recorra la vieja vía del tren hasta la bohemia Willunga. Maneje por la costa del golfo de San Vicente y haga un alto en el camino para nadar en Port Willunga y las playas de Maslin y Christies. También puede atravesar las onduladas y verdes colinas de Mount Compass (donde, en el mes de febrero, se celebra la única carrera de vacas de Australia) y Yankalilla para llegar a Cabo Jervis. Allí podrá pescar desde el malecón o pasear por la escarpada y espectacular costa del Parque Natural de Deep Creek. Regrese manejando a lo largo de la costa este de la península. Acérquese a Puerto Víctor para conocer a los pingüinos azules y a las ballenas migratorias entre junio y octubre. Deténgase en Goolwa para navegar por la laguna Coorong o visite las bodegas y pantanos de Currency Creek. Vuelva a Adelaida pasando por el histórico centro de antigüedades de Strathalbyn.

Adelaida de un vistazo

Adelaida

¿Cuánto tiempo necesito?:
Un día, como mínimo.

Mejor época para ir:
La mejor época para visitarla es el verano, cuando el clima es templado y relativamente seco. La primavera y el otoño también son agradables, con escasas precipitaciones, aunque las temperaturas son un poco más bajas.

 

Más ideas Australianas