La antigua historia de Mungo

La antigua historia de Mungo

Descubra los paisajes lunares y más de 40 000 años de cultura aborigen en el Parque Nacional de Mungo, declarado Patrimonio de la Humanidad.
No verá muchos paisajes prehistóricos como el Parque Nacional de Mungo. Este paisaje ondulado de afloramientos y arenas movedizas forma parte del área perteneciente al Patrimonio de la Humanidad de Willandra Lakes, una serie de lagos disecados que se extendieron alguna vez entre el arroyo Willandra  y el río Lachlan.

Pueden haber pasado más de 14000 años desde que el lago Mungo de Nueva Gales del Sur tuvo agua. Pero la vista de sus costas, una cadena de dunas blancas de 33 km conocida como las Paredes de China, seguramente alimentará su imaginación. No se pierda el atardecer espectacular cuando la magnífica cadena se torna amarilla, naranja y rojo intenso.

Este sitio es el sueño de los paleontólogos y es uno de los sitios de cremación humana más significativos del mundo. Fue aquí donde se descubrieron los restos cremados de una mujer Mungo y un hombre Mungo de 40000 años de antigüedad. Realice una excursión al parque, con un guía aborigen y vea cómo la lluvia y el viento han dejado al descubierto antiguas chimeneas y hogares, cubiertos con fragmentos de huevos de pato, herramientas de piedra, conchas y espinas de peces. Examine los trozos fosilizados de árboles de eucalipto y los huesos de marsupiales antiquísimos, entre ellos, los extinguidos wombats del tamaño de un búfalo y los canguros gigantes.

En una excursión para conocer a los aborígenes, aprenda sobre la comida y la medicina natural del bosque y sobre los barkindji, que vivían de la flora y fauna de esta tierra en la Prehistoria. Realice una excursión a pie y ande en bicicleta por un camino erosionado por el tiempo y esté atento para ver los canguros rojos y las águilas audaces. Al atardecer, descanse mientras escucha canciones y relatos bajo las estrellas, junto al fogón del campamento, cerca de Mungo Lodge.

Jamás se olvidará de la antigua historia de Mungo.

Más ideas Australianas