Unas vacaciones en Tasmania para recordar

Unas vacaciones en Tasmania para recordar

«No hay nada como disfrutar de una puesta de sol con buenos amigos, cada uno tan diferente del otro como el mar, el sol y la arena, pero juntos; un recuerdo imborrable al que volver con cariño.».

Diversión, amigos y amaneceres sobre una playa de blancas arenas: todo estaba muy lejos de la «aburrida y decididamente malsana» vida de estudio de Raja en Malasia. Raja y sus tres amigos acababan de terminar otro duro semestre de sus estudios de Arquitectura, y necesitaban unas vacaciones. Todos estuvieron de acuerdo en que Tasmania, con su naturaleza virgen y su ritmo tranquilo, era el mejor lugar para una escapada.  

«Las vacaciones fueron memorables porque la compañía y el destino se complementaron perfectamente.  Lo que empezó como un simple viaje en coche acabó fortaleciendo nuestra amistad, a pesar de nuestras diferentes nacionalidades y opiniones. Nos unimos y nos maravillamos ante las impresionantes vistas de la naturaleza de Tasmania», comentó Raja.  

Raja y sus amigos pasaron la mayor parte de sus vacaciones en Hobart y sus alrededores, donde, como aficionados a la fotografía, disfrutaron especialmente con la arquitectura histórica.  Tomaron un montón de fotos fantásticas de Salamanca Place, con sus calles adoquinadas y sus hileras de almacenes georgianos.  También subieron al monte Wellington, escarpado y azotado por los vientos, desde donde fotografiaron Hobart y el río Derwent. Después de descender el monte, el grupo saboreó lo que Raja describió como «uno de los mejores fish and chips» de su vida en un puesto cercano a los muelles de Hobart. 

En un principio, la isla de Bruny no estaba en el itinerario, pero Raja y sus amigos decidieron visitarla cuando descubrieron que estaba muy cerca de Hobart, y que se llegaba en coche y transbordador.  También disfrutaron de los sonidos del entorno: un campo verde esmeralda, acantilados de vértigo, bosques flanqueados de helechos, playas inmaculadas y brezales costeros.  Fue en la isla de Bruny donde Raja sacó la fotografía que envió al concurso ¡Australia: no hay nada igual!, y que terminó simbolizando la esencia de sus vacaciones. 

«Pasamos la noche allí para ver el amanecer y sacar más fotos nuestras disfrutando de la playa. Fue, realmente, una agradable sorpresa», comentó Raja, que también recuerda haber bromeado con los habitantes del lugar mientras esperaba el transbordador de vuelta. 

Después el grupo recorrió la costa este de Tasmania hasta Wineglass Bay, en la península de Freycinet. A pesar de perderse la famosa puesta de sol desde el mirador, Raja y sus amigos disfrutaron realmente de esos momentos de comunión con la naturaleza y de creación de vínculos entre ellos.

Desde luego, fue un cambio bienvenido en la vida cotidiana estudiantil de Raja, que describió como estar «pegada a la pantalla de la computadora, con comidas desordenadas y poco tiempo para descansar».

En su próxima «gran aventura australiana», Raja está decidida a «conocer la famosa Casa de la Ópera de Sídney y a ver el Puente del Puerto de Sídney».  Después, quiere descubrir Australia «capítulo a capítulo… como en una gran novela romántica».  



Lea más sobre Historias de Vacaciones en Australia

Canberra, una ciudad para los amantes de la naturaleza
Unas vacaciones de ensueño en la Costa de Oro
Una luna de miel en Hobart: lo más importante son las excursiones
Las maravillas geológicas de Karijini
De Perth a los Pinnacles
Amanecer en los enclaves emblemáticos declarados Patrimonio Mundial de Australia
Aventuras por Australia: del Red Centre a Tasmania
Momentos divertidos con la familia en Margaret River

La metamorfosis mágica de Kakadu
Tangalooma, Moreton Island
Parque Nacional de Tasmania
La región de Kimberley: una inolvidable historia australiana
Valle de los Gigantes
Unas vacaciones inolvidables en Australia
Unas vacaciones en Tasmania para recordar
Diversión en la carretera Great Ocean Road
Wave Rock (roca con forma de ola): una maravilla de Australia Occidental

Más ideas Australianas