Consejos para evitar riesgos durante su viaje a Australia

Consejos para evitar riesgos durante su viaje a Australia

El sistema político estable de Australia, sus carreteras en buen estado, la baja tasa de criminalidad y el alto nivel de sus servicios sanitarios la convierten en un país seguro y relativamente fácil de visitar. Sin embargo, es importante tener en cuenta los posibles peligros medioambientales, tales como las amenazas de incendios, el fuerte oleaje y el calor desértico extremo. Deberá prepararse a conciencia para los viajes por el Outback y para las largas caminatas, así como para la práctica del senderismo. Deberá también tomar precauciones para evitar el peligro que representan tiburones, cocodrilos y animales venenosos. Si sigue los siguientes consejos de sentido común, podrá disfrutar de forma segura de los paisajes únicos de Australia, desde el vasto Outback hasta las salvajes playas oceánicas y los inmaculados terrenos sin explorar.

Seguridad personal

Australia cuenta con un sistema político estable y con una tasa delictiva baja a nivel mundial, por lo que los australianos disfrutan de un estilo de vida seguro. Generalmente, es un destino seguro para turistas que disfrutan de un viaje sin inconvenientes, en lo que a seguridad personal se refiere. Sin embargo, al igual que en cualquier otro viaje dentro de nuestro país o al extranjero, deberían tomarse algunas medidas de precaución para proteger nuestras pertenencias y nuestra seguridad.

Protección solar

El sol australiano es muy intenso. Lleve siempre camiseta, sombrero, gafas y crema con protección solar factor 30 o superior, incluso en días nublados. Si va a pasar el día completo al aire libre, aplíquese la protección solar con regularidad. Manténgase alejado del sol durante la mitad del día, cuando el sol es más fuerte. Asegúrese de beber mucho líquido para evitar la deshidratación.

Incendios de montes: fuegos en general.

Los australianos viven con la amenaza de incendios. El período de peligro abarca de finales de la primavera al verano, y durante este tiempo deben tomarse algunas medidas de seguridad. Antes de comenzar un viaje, infórmese de las amenazas de incendio por televisión, radio y prensa. Cuando acampe, utilice los lugares designados para hacer hogueras y siga las señales de advertencias en la carretera y las prohibiciones totales para hacer fuego. Si tiene que encender un fuego, apáguelo siempre completamente con agua.

Nadar entre banderas

Las hermosas playas de Australia pueden encerrar peligros ocultos en forma de fuertes corrientes llamadas de "resaca". Para evitarlas, nade siempre entre las banderas roja y amarilla, que marcan el lugar más seguro para nadar en la playa. Los guardavidas, ataviados con uniformes rojos y amarillos patrullan las playas durante los meses más cálidos, de octubre a abril, pero algunas de las playas más famosas cuentan con guardavidas todo el año. No nade nunca solo, de noche, bajo la influencia del alcohol o directamente después de haber comido. Compruebe siempre la profundidad del agua antes de sumergirse y no corra ni bucee nunca para adentrarse en el agua desde la playa.

Tiburones y cocodrilos

Rara vez se producen ataques de tiburones, sin embargo, podrían ser fatales. Las redes contra tiburones en las playas australianas disuaden a los tiburones, pero puede reducir aún más el riesgo si se nada siempre entre las banderas en playas vigiladas y no se nada a la puesta del sol ni al anochecer. Evite nadar solo, lejos de la orilla, en las desembocaduras de los ríos o en los declives a aguas más profundas.
Los cocodrilos viven en ríos y estuarios costeros en la parte norte de Australia y, a menudo, cambian de hábitat a través del mar. Cuando se viaja cerca de zonas de cocodrilos, se debe observar las señalizaciones de seguridad y se debe evitar nadar en ríos, estuarios, ríos con mareas, charcas profundas o en las orillas de los manglares. Busque el consejo de los expertos en cocodrilos antes de acampar, pescar o navegar.

Animales venenosos: serpientes, arañas, medusas

Las medusas se encuentran en aguas tropicales entre noviembre y abril. Durante este período solo se puede nadar dentro de recintos resistentes a las medusas, ubicados en la mayoría de las playas más famosas. Deberá también llevar ropa protectora cuando nade, practique snorkel o bucee en la zona exterior de la Gran Barrera de Coral. Respete siempre las señalizaciones de advertencia.

Cuando se encuentre de excursión o practicando senderismo, podrá evitar las mordeduras de serpiente y araña si usa un calzado que lo proteja y emplea el sentido común. En caso de mordedura, busque inmediatamente atención médica. Las muertes por mordedura de serpiente son muy improbables, y se han producido tan solo unas cuantas muertes por mordedura de araña desde que se comercializaron los antídotos en 1981.

De viaje por la remota Australia

Conducir por la Australia remota y por las zonas escarpadas requiere una preparación concienzuda. Antes de embarcarse en un viaje en 4x4 o por el Outback, asegúrese de contar con un vehículo adecuado y apto para la carretera con GPS y con dos neumáticos de repuesto. También deberá disponer de buenos mapas, comida de sobra, agua y combustible, así como de un plan de emergencia. Planifique su ruta cuidadosamente e informe a un tercero acerca del día de su llegada. Compruebe las condiciones de la carretera antes de comenzar el viaje, quédese junto a su vehículo en caso de avería y evite viajar en condiciones de calor extremo. Si se conduce un vehículo convencional en zonas remotas, debe hacerse despacio en carreteras sin asfaltar, polvorientas o estrechas. Además, siempre se deben comprobar las condiciones de la carretera antes de abandonar las vías principales. Los teléfonos móviles tienen cobertura limitada en las zonas remotas, por lo que deberá ponerse en contacto con su operador para consultar la cobertura.

Senderismo o excursiones en territorios inexplorados

Cuando se planifique una excursión o salida para practicar senderismo, se deberá comprobar la distancia y la dificultad del camino y usar los servicios de un guía local para caminatas largas o complicadas. Si camina sin guía, informe a alguien de adónde se dirige y cuándo piensa volver. Lleve calzado protector, un sombrero, protección solar y repelente de insectos y no olvide llevar consigo ropa para la lluvia, un mapa topográfico y mucha agua. Cuando camine, lea los mapas y las señales, permanezca en el camino, tras las barreras de seguridad y lejos de los bordes de los acantilados. No alimente ni juegue con animales autóctonos, ya que puede sufrir mordeduras o arañazos. Planifique las caminatas durante los meses de verano con cuidado y evite caminos difíciles de recorrer cuando el sol sea demasiado intenso.

Más ideas Australianas