Lago Eyre, Australia Meridional

Parque Nacional del Lago Eyre, Australia Meridional. © SATC

Lago Eyre, Australia Meridional

El lago Eyre, situado en el Parque Nacional del Lago Eyre a unos 700 km al norte de Adelaida, es un extraordinario oasis en el árido interior de Australia Meridional. La cuenca del lago Eyre cubre una impresionante extensión de 1 millón de km cuadrados y cruza las fronteras de Australia Meridional, el Territorio del Norte y Queensland.

El propio lago Eyre, que en realidad está formado por dos lagos conectados por un canal, tiene 144 km de largo y 77 km de ancho. Es el lago de agua salada más grande de Australia, pero raramente tiene agua. La región del lago Eyre también es el punto geográfico más bajo y seco de Australia.

Sus pobladores originales, la tribu Arabana, han habitado en la cuenca del lago Eyre durante miles de años. El lago sigue siendo un importante enclave cultural para los aborígenes. El lago Eyre recibió su nombre en honor al explorador Edward John Eyre, el primer europeo que lo vio en 1840. A mediados de la década de 1880, muchos nuevos colonos comenzaron a cultivar la zona. Una de las granjas, Anna Creek, es ahora la propiedad ganadera más extensa de Australia.

Los niveles de agua del lago Eyre dependen principalmente del ciclo monzónico anual y de la cantidad de precipitaciones registradas en la cuenca del lago en Queensland y el Territorio del Norte. La fuerza del monzón tropical determina si el agua llega al lago y la cantidad de agua que recibe.

El agua procedente de las cuencas de los tres estados a los que baña cubre el lago aproximadamente una vez cada ocho años. El lago ha estado completamente lleno solo tres veces en los últimos 160 años. Cuando está lleno, crea un extraordinario espectáculo natural. El gran número de aves acuáticas que acuden a la zona llenan el aire de sonidos y cambian el paisaje. El que habitualmente es un paisaje árido cobra vida con la explosión de color de las flores silvestres y el verde follaje que lo cubre. Los diferentes niveles de agua salada pueden verse como espectaculares patrones ondulados que se extienden hasta donde alcanza la vista.

A medida que se seca el lago y el agua se evapora, su nivel de salinidad aumenta y a menudo parece tornarse de color rosa. Cuando está vacío, el lago se convierte en una enorme explanada de sal con cristales blancos que reflejan la luz del sol.

El mejor lugar para ver el lago desde tierra firme es Halligan Bay. Tras las lluvias, también puede disfrutar del lago en un barco o kayak. Pero, sin duda, la mejor forma de apreciar las extraordinarias dimensiones del lago es desde el aire. Diversos operadores locales ofrecen vuelos panorámicos sobre el lago, especialmente cuando está lleno. Existen otros lagos de agua salada en la zona, algunos de los cuales han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por sus extraños fósiles.

El Parque Nacional del Lago Eyre se encuentra a 60 km al este de William Creek, en la ruta Oodnadatta Track. La ruta está adaptada para vehículos 4x4 y está reservada para conductores experimentados. Es necesario llevar provisiones adicionales de combustible, comida y agua. Las carreteras pueden permanecer cerradas a causa de las inundaciones. La mejor época para visitar la zona es entre abril y octubre.

Desde el Parque Nacional del Lago Eyre también puede visitar la famosa ciudad del interior de Oodnadatta, la ciudad del ópalo de Coober Pedy o el desierto de Simpson.

Más ideas de Australia