La calidez del festival Fireside de Canberra

Madew Wines, Lake George, Canberra, Territorio de la Capital Australiana © Destination NSW y Hamilton Lund

La calidez del festival Fireside de Canberra

Descanse y dese un festín junto a un crepitante fuego este invierno. Esta es la seductora llamada del Festival Fireside, celebrado cada agosto en Canberra y los pueblos colindantes, como Yass, Hall, Murrumbateman y Gundaroo. Su programación gastronómica y vinícola está garantizada durante todo un mes para levantarle el ánimo junto a las cálidas llamas.

A los amantes de la gastronomía les encantará esta acogedora celebración de los famosos vinos típicos de clima fresco de la región. Comience el día con nubes de golosina tostadas y una taza de chocolate caliente junto al fuego en Hall, a escasos 25 minutos de Canberra. En el pueblo gastrónomo de Gundaroo, puede sentarse para tomar una pizza horneada en fuego de leña en los viejos establos o disfrutar de una cena degustación, donde verá cariocas de fuego bailando entre los platos.

Más tarde, de un paseo por los viñedos de Lake George o tome un moscatel en Murrumbateman en un sótano iluminado por velas. Los vinicultores locales le hablarán de los diferentes caldos de la región: sangiovese, Riesling, chardonnay, pinot noir y Shiraz; y los diferentes microclimas que las producen.

Compruebe la reputación de Canberra de ofrecer una gastronomía de primera disfrutando de una comida junto a una crepitante hoguera. Pronto se dará cuenta de que el secreto es permanecer fieles a los productos frescos de las granjas locales. La conexión entre el placer culinario y la sostenibilidad es uno de los pilares centrales del movimiento Slow Food, que tiene lugar en toda la región. Descubra más durante el festival asistiendo a una clase culinaria de Slow Food en una cocina ecológica.

La comida y el vino no son los únicos atractivos junto al fuego. Uno de los acontecimientos más esperados es la actuación de la Orquesta Sinfónica de Canberra en una bodega subterránea rodeada de barriles. Los últimos festivales también incluyeron recitales de piano, agradables tardes de jazz y conciertos de virtuosos de la guitarra. Para disfrutar definitivamente de esta experiencia invernal, acurrúquese en un gran sillón con una copa de oporto o pinot noir.

Desarrolle su vena creativa en las exposiciones de arte, lecturas de poesía de escritores locales o exhibiciones de alfarería en hornos de leña. También puede cambiar el arte por la aventura e intentar agrupar ovejas a lomos de un caballo antes de comer junto al fuego. Al llegar el final apoteósico del festival; una cena en la barbacoa o un festín de cinco platos, seguido por los deslumbrantes fuegos artificiales en un prado local.

No deje que el brillo de Fireside desaparezca al finalizar el día. Relájese con un masaje con piedras calientes antes de meterse en la cama de su casa de campo, de una elegante casa rural o de un hotel de Canberra.

Si extraña este festival de agosto, siga su estela a la Fiesta Murrumbateman Moving el primer fin de semana de octubre. Las bodegas participantes acompañarán las típicas uvas de clima fresco locales con un sabroso plato. O únase al Festival de la Vendimia del Distrito de Canberra el primer fin de semana de abril. Las bodegas de Lake George, Bungendore, Murrumbateman y Hall celebran la vendimia con dos deliciosos días de comida, bebida y música.

Por supuesto, si lo que busca es  una escapada invernal, la calidez de las hogueras comunales de Canberra es difícil de superar.

Más sugerencias