Hobart

Hobart, Tasmania. © Tourism Australia

Encuentre toda la información que necesite para planificar sus vacaciones en Hobart, la histórica capital portuaria de Tasmania. 

Planifique sus vacaciones en Hobart con nuestro itinerario de tres días.  Pasee por los almacenes de arenisca construidos en la década de 1830 de Salamanca Place, escale el Monte Wellington y descubra la belleza natural de la isla de Bruny en una excursión de un día. 

Obtenga más información sobre Tasmania, los destinos icónicos que puede visitar desde Hobart, y los espectaculares recorridos que allí puede realizar.  Recorra en auto la ruta East Coast Escape hasta llegar al Parque Nacional de Freycinet, un paraíso de montañas con neblina rosa, arenas blancas y aguas verdes azuladas.  Forma parte de los parajes inexplorados del Patrimonio Mundial, que consta de 17 parques nacionales y abarca una quinta parte de la isla.  Podrá visitar gran parte de estos parajes, incluido el Parque Nacional de Cradle Mountain-Lake St. Clair, en la ruta Circle Tasmania.  Quienes desean realizar rutas a pie deben consultar el itinerario de la ruta de seis días Overland Track, que abarca 65 km desde Cradle Mountain hasta Lake St. Clair. 

No puede perderse esta pequeña y pintoresca capital, famosa por sus edificios georgianos y su vigorizante aire frío. Recorra los animados mercados Salamanca Markets y pase la mano por los edificios de arenisca de Salamanca Place. Suba a lo alto del escarpado monte Wellington para disfrutar de unas impresionantes vistas de Hobart y del ancho río Derwent. Déjese invadir por el misterio durante una excursión entre fantasmas por Battery Point, atraviese el puente más antiguo de Australia en Richmond y visite la preciosa aldea costera de Kettering. Serpentee entre los bosques y las tierras de labranza hasta llegar a las bodegas típicas del clima fresco del valle del Coal. Contemple brillantes veleros sobre el agua y deguste marisco fresco en uno de los restaurantes ribereños de Hobart.

Absorba en la brisa marina, la cultura creativa y la historia colonial de Hobart, asentada a orillas del ancho río Derwent, a la sombra del espectacular Monte Wellington. La mejor forma de ver la arenisca y las vías fluviales de la ciudad es a pie, desde los bulliciosos puestos del mercado Salamanca Market hasta los muelles de pesca. Disfrute de una buena cena y un buen vino en la zona de restauración de Hobart y pasee bajo los robustos arcos de piedra de Salamanca Place. Explore el Monte Wellington en bicicleta, o bien vaya al puerto y navegue en kayak por los embarcaderos de la ciudad al ponerse el sol. Justo al sur de la ciudad se encuentra Kettering y la pequeña y escarpada isla de Bruny. Pase el día recorriendo a pie las playas azotadas por el viento, la campiña color verde esmeralda y las espectaculares cumbres de los acantilados.

Cuando se encuentre en Hobart, no olvide visitar Salamanca Place, en Sullivans Cove, el bullicioso corazón ribereño de la ciudad. La vida de esta zona en la década de 1830, se centraba en la industria pero, hoy en día, esta pintoresca plaza con calles de guijarros llenas de almacenes georgianos de areniscas y robustos arcos de piedra, es un destino clave para los que desean disfrutar de la gastronomía, el arte, las compras y la música. Pasee por las galerías y relájese bajo las sombrillas o adquiera exquisita artesanía de Tasmania en el mercado Salamanca Market.  Todos los viernes por la noche, el patio del Centro de las Artes de Salamanca rebosa de melodías de Rektango, así que póngase sus zapatos de baile y vaya a disfrutar de música calé, jazz y swing en directo. Aquí la vida cultural de Hobart se encuentra con su rica historia.

Sumérjase en la fascinante historia de la “prisión de donde no se puede escapar” de Tasmania.
Si Prison Break tuviera lugar a mediados del siglo XIX, seguramente el sitio histórico de Puerto Arthur de Tasmania, Australia, en la Península de Tasmania, habría sido su ubicación. Separada de Tasmania por una angosta franja de tierra rodeada por aguas infestadas de tiburones, Puerto Arthur fue promocionado como la “prisión de donde no se puede escapar”. Pero a diferencia de la cámara de vigilancia de hoy en día, los guardias y los sabuesos medio hambrientos custodiaban la única salida.

Todos los veranos, durante la época de fin de año, Hobart alberga el evento más importante de Tasmania, el Taste Festival. Durante siete días y siete noches, el recinto de Sullivans Cove cobra vida al mostrar la diversidad de vinos y productos gourmet que se producen en Tasmania.  Con más de 70 puestos de comida y bebidas, así como exposiciones de arte y escenarios para actuaciones, los visitantes pueden "probar" de manera real lo que Tasmania les ofrece.

No tiene por qué ser un aficionado a la vela para disfrutar de la Regata Sídney-Hobart. La regata es un acontecimiento icónico de nuestro verano australiano, que comienza el “Boxing Day” (Día después de navidad, 26 de diciembre). Observe cómo los barcos salen del puerto, mientras disfruta de un picnic, barbacoa o crucero en barco en el puerto de Sídney. Anime cuando crucen la línea de meta a tiempo de celebrar el fin de año en Hobart. Entretanto, quédese maravillado con la fortaleza de los navegantes y comparta la emoción de los australianos, cuando compiten por navegar las aguas turbulentas del estrecho de Bass.

Empápese de la historia penitenciaria de Hobart antes de dirigirse hacia el Parque Nacional de Freycinet y a la curva perfecta de Wineglass Bay. Dese un baño en St Helens y realice la ruta Bay of Fires Walk en el Parque Nacional de Mount William. Disfrute de las vistas de Launceston desde el desfiladero Cataract Gorge y recorra en bicicleta los muelles de Devonport. Sienta cómo su espíritu recupera el equilibro en la reserva natural, Patrimonio Mundial, del Parque Nacional de Cradle Mountain - Lake St. Clair. Alójese en Strahan y navegue por el río Gordon, o descienda las rápidas aguas del embravecido Franklin.

Sumérjase en la belleza de la costa este de Tasmania con este recorrido en coche repleto de posibilidades. Navegue en kayak y explore lugares históricos en Maria Island. Deguste,  cerca de Swansea, bayas y frutas del bosque recién recolectadas y vino, y disfrute de los paisajes idílicos de Wineglass Bay, en el Parque Nacional de Freycinet. Realice una parada en Bicheno y disfrute de las actividades al aire libre que ofrece, juegue al golf u observe a los pingüinos azules volviendo a casa al anochecer. Camine por el bosque pluvial del Parque Nacional de Douglas-Apsley y practique pesca deportiva o submarinismo en el pintoresco puerto de St Helen. Nade en las tranquilas y cristalinas aguas de Binnalong Bay y realice la ruta Bay of Fires, entre conchales aborígenes, bosques y playas de arenas blancas. Finalice su recorrido en un recóndito hotel ecológico con vistas al océano que le conmoverán.

El aire puede ser frío, pero en Tasmania, no hay por qué preocuparse del frío a la hora de planificar actividades. Celebre el solsticio en Hobart o practique esquí en el Parque Nacional de Ben Lomond. Haga senderismo por las tierras recubiertas de nieve de la montaña Cradle Mountain o relájese junto al fuego en uno de los alojamientos de la península de Freycinet. Haga lo que haga, no se pierda esta época especial del año en Tasmania.

Más ideas australianas