The Rocks

Cala Campbell, The Rocks, Sídney, Nueva Gales del Sur. © Destination NSW y Hamilton Lund

The Rocks

Los primeros días de Sídney como colonia penitenciaria aún perduran en The Rocks, un laberinto de calles adoquinadas y callejones sin salida a tan sólo cinco minutos de Circular Quay. Sólo tiene que adentrarse en la zona que bordea el puerto para descubrir hileras de casas adosadas y las casitas independientes de arenisca y algunos de los pubs más antiguos de Sídney. Este barrio histórico también atrae tanto a turistas como a lugareños con sus museos y galerías, animados mercados que se celebran durante el fin de semana y hoteles con vistas al puerto. El pasado y el presente confluyen en el mejor de los sentidos en The Rocks, enclave donde se realizan excursiones entre fantasmas y algunas de las celebraciones más animadas de la ciudad de Sídney.  

Las calles empinadas y desordenadas de The Rocks se extienden hasta llegar al extremo occidental de Circular Quay y al impresionante arco de acero del Puente del Puerto de Sídney. Comience su recorrido paseando por la zona que bordea el puerto, desde la emblemática Casa de la Ópera hasta los pies del puente. Visite el mirador de Pylon o, si desea disfrutar de vistas aún mejores, escale a la cima del puente con un grupo organizado. 

Los pubs que se encuentran en esta zona son algunos de los más antiguos de Sídney, y puede unirse a una excursión a pie para conocer su pintoresca historia. Disfrute de música en directo o saboree una pinta fabricada localmente en bares donde marineros, soldados y estibadores celebraban sus alegrías y ahogaban sus penas en alcohol en el siglo XIX. Un guía puede ayudarlo a imaginar las vidas de estos bravucones, que tuvieron que hacer frente a un sinfín de penurias y epidemias. Empápese de sus historias mientras recorre los pubs, las históricas hileras de casas adosadas de Playfair Street, los almacenes y las casitas de trabajadores.

Hoy en día, estos edificios albergan elegantes boutiques y galerías, donde puede comprar un recuerdo de categoría o contemplar la obra de artistas australianos. En los conocidos mercados de los sábados puede encontrar de todo, desde elegantes joyas artesanales hasta condimentos gourmet para elaborar el "bush tucker". Después, diríjase a una librería esotérica para que le lean las cartas del tarot, o pille algo de comer en una pastelería o un café con un patio de estilo colonial.

The Rocks es también el centro de algunas de las atracciones artísticas más conocidas de Sídney.  En la vecina Walsh Bay, puede disfrutar de una actuación de la Compañía de Teatro de Sídney o participar en una clase de danza con la Compañía de Danza de Sídney. Frente a Circular Quay se encuentra el Museo de Arte Contemporáneo, que presenta exposiciones vanguardistas de todos los rincones de Australia y del mundo. 

Si desea sumergirse en la historia, diríjase al Justice and Police Museum, que antaño fuera un tribunal donde se procesaba a los criminales de la pendenciera zona ribereña de Sídney. Curiosee dentro de las antiguas celdas preventivas e imagínese la renovada sala de interrogatorios en 1890. Para profundizar aún más en el lado oscuro de los primeros días de Sídney, realice una excursión entre fantasmas en los alrededores de The Rocks. Escuche historias espeluznantes mientras recorre callejones estrechos con una linterna. 

Puede que los espíritus sientan pasión por estas calles adoquinadas, pero es más probable que se encuentre con turistas internacionales u oficinistas de la ciudad tomándose una copa en uno de los hoteles históricos.  Puede que también se vea rodeado por un bullicioso gentío durante algunas de las celebraciones más importantes de Sídney. Disfrute de la música de grupos en directo y sumérjase en la atmósfera del Día de Australia, que se celebra el 26 de enero, o contemple cómo estallan los fuegos artificiales sobre el Puerto de Sídney en Nochevieja. No se pierda The Rocks, donde el pasado y el presente de Sídney confluyen en el mejor de los sentidos. 

Más ideas australianas