Reserva Natural de Tidbinbilla

Reserva Natural de Tidbinbilla

Desde Canberra se tarda tan solo 40 minutos en llegar a este valle denso de vegetación, que se encuentra enclavado entre las cordilleras de Gibraltar y Tidbinbilla, en la zona norte de los Alpes Australianos.  Al igual que el colindante Parque Nacional de Namadgi, esta zona relativamente impoluta está repleta de fauna y flora e indicios de la historia aborigen.   Se sentirá a años luz de la civilización cuando tome un mapa en el centro de información y contemple a los pavoneantes emús, canguros, ualabíes y cacatúas.  Es un lugar fantástico para pasar un día de verano.

Disfrute de encuentros más cercanos con animales en los pantanos, donde el sendero de Sanctuary Loop Main Trail recorre distintos hábitats.   Observe al escurridizo ualabí rupestre cola de cepillo, al tímido ornitorrinco y a la avutarda y al ganso australiano, especies que están en peligro de extinción.  Eche un vistazo a las ranas australianas corroboree del norte, pequeñas criaturas con rayas de color negro y verde lima, que están en peligro de extinción.  Pasee por el camino Koala Path, donde podrá divisar walarós, loros, wombats, ualabíes y equidnas, así como koalas en el bosque pluvial de eucalipto. 

Además de la reserva, hay otros 16 senderos que atraviesan  las praderas, bosques, pantanos y laderas subalpinas de Tidbinbilla.  Atraviese a pie el bosque hasta llegar a un revoltoso riachuelo en el sendero de Cascades Trail o emprenda la desafiante escalada hacia la cumbre de granito de Gibraltar Rocks.   Disfrute de magníficas vistas montañosas en el corto recorrido por Turkey Hill o la ruta fácil de recorrer del sendero de Xanthorrhoeea Loop Trail.  Camine a través de altos árboles de caucho y helechos de montaña en el desafiante sendero de Fishing Gap Trail o siga el sendero de Camel Back Trail de cuatro horas por los bosques.  Siga el empinado sendero de Devils Gap Trail a través del bosque seco montañoso o contemple los diversos ecosistemas de la zona en el sendero de Lyrebird Trail. 

Estas montañas y valles cuentan con una rica historia aborigen.  El nombre de Tidbinbilla procede de la palabra aborigen “Jedbinbilla”, que significa un lugar donde los jóvenes se convierten en hombres.  Siga el sendero de Birrigai Time Trail desde el centro de información hacia el Birrigai Rock Shelter, que la tribu Ngunawal ocupó durante la última era glacial, hace más de 20.000 años.  Diríjase en auto hacia Bogong Rocks, donde las tribus se reunían en antaño para recolectar polillas bogong, o recorra la montaña de Tidbinbilla, donde se celebraban ceremonias de iniciación sagradas.  A mediados de 1800 se asentaron colonos europeos en este valle por lo que también encontrará rastros de sus vidas por toda la reserva.  Visite las ruinas restauradas de una casa de 1895, construida de tapial, en el enclave que forma parte del patrimonio de Rock Valley.  Recorra la ruta de los antiguos pioneros en el Church Rock Heritage Loop o diríjase a la casa de Nil Desperandum en el río Tidbinbilla.

Además de los numerosos senderos, podrá recorrer la reserva en bicicleta por carreteras asfaltadas y caminos rurales.  O realice un viaje panorámico en auto y deténgase para disfrutar de unas vistas panorámicas del valle de Tidbinbilla desde un punto de avistamiento cerca de los límites de la reserva.  Tome una cesta si está planeando hacer un picnic en uno de los numerosos lugares pintorescos.   En el Nature Discovery Playground cerca del centro de información, los niños podrán observar koalas, equidnas y ualabíes en libertad, bombear agua como auténticos pioneros, montar en una atracción “flying fox” (una especie de tirolina) y formar parte de un gran reloj de sol.  Hay más actividades guiadas por guardas forestales para niños y familias los fines de semana y durante las vacaciones escolares. 

Independientemente de si está buscando aventuras, relajación, interacción con los animales o historia australiana, la Reserva Natural de Tidbinbilla es la opción ideal como destino de vacaciones estivales.

Más sugerencias