Vaya más allá del año 2000 en Canberra

Vista aérea de Canberra, Territorio de la Capital Australiana. © Canberra Tourism

Observe un trozo de piedra lunar en el Deep Space Communications Complex (Complejo de comunicaciones espaciales) de Canberra y vea de cerca un rayo en Questacon.

Vea un trozo de piedra de la luna en el Deep Space Communications Complex (complejo de comunicaciones espaciales) de Canberra, acérquese a un rayo en Questacon y observe las estrellas en el Space Dome and Observatory (observatorio) de Canberra.
Pregunta: ¿En qué ciudad australiana puede experimentar un terremoto que no deja daños, tocar gigantes insectos pegajosos y ver un trozo de piedra de la luna que tiene 3.800 millones de años?

Respuesta: Canberra. ¡La capital de nuestra nación también es un centro pujante para la ciencia y la tecnología!

Comience su excursión de las atracciones de avanzada de Canberra con una visita al espacio exterior en el Deep Space Communications Complex, a 40 minutos de distancia del centro de Canberra. Es imposible no ver el edificio, ya que tiene cuatro antenas gigantescas que incluye la más grande del Hemisferio Sur. Aquí puede ver un trozo de piedra de la luna de tamaño considerable, ver una película del espacio, ver el guardarropa de un astronauta y obtener actualizaciones desde el espacio.

Aprenda más sobre innovaciones científicas en la tierra en el CSIRO Discovery Centre (Centro de descubrimiento CSIRO), donde puede experimentar con un ordenador sensible al tacto de tres dimensiones, visitar un cine de realidad virtual, descubrir los avances médicos tocando un cuerpo humano, y ver la oveja de la nueva era.

Cuando esté listo para hacer más investigaciones interactivas, diríjase al único lugar en Australia donde puede realizar una caída libre desde seis metros de altura y llevar a toda la familia a un paseo en la montaña rusa virtual. Questacon, el Centro nacional de ciencia y tecnología, cuenta con siete galerías de exhibiciones interactivas diseñadas para entusiasmar a los niños y provocar la curiosidad en mentes de todas las edades. Experimente la violencia de un terremoto, vea un rayo ante sus ojos y entienda la ciencia de los tornados, del lanzamiento de una pelota, y la física del sonido.

Una visita a Canberra pone las respuestas sobre ciencia y tecnología al alcance de la mano.

Más sugerencias