Parque Nacional Litchfield, Territorio del Norte

Cataratas de Florence, Parque Nacional de Litchfield, Territorio del Norte. © Tourism NT

Parque Nacional Litchfield, Territorio del Norte

El Parque Nacional Litchfield, con sus exuberantes bosques, espectaculares cataratas, espumosos saltos de agua y altos termiteros, es un destino cada vez más popular para aquellos viajeros que tienen su base en Darwin.  Se encuentra a tan sólo dos horas en coche de Territorio del Norte. Además, es fácil acceder a los principales enclaves naturales, incluido Buley Rockhole y las espectaculares cataratas Florence, Tolmer y Wangi, desde la carretera principal de Litchfield. Contemple la ingeniosa construcción de los termiteros, nade en cursos de agua rodeados de pandanus y disfrute de espectaculares paisajes mientras realiza una excursión a pie de un día de duración.  También podrá acampar e ir de excursión, a pie o en 4x4, hasta las playas remotas del parque.

La ruta principal que lleva hasta el Parque Nacional Litchfield se encuentra en la autopista asfaltada Stuart Highway, pasando por el pequeño pueblo de Batchelor. Podrá también recorrer una accidentada carretera de gravilla pasando por la Reserva Natural Berry Springs, aunque a veces está cortada durante la temporada de lluvias, desde noviembre hasta abril.  Si prefiere centrarse en los paisajes antes que en la conducción , únase a una de las muchas excursiones “todo incluido” con salida desde Darwin.

A tan sólo unos kilómetros de la entrada del parque verá el surrealista campo de termiteros gigantes, que parece un cementerio con sus lápidas.  Ejércitos compuestos por millones de diminutas termitas han construido estos termiteros con dirección norte a sur, para proteger los interiores del sol intenso.  Maravíllese con sus ingeniosos diseños, muchos de los cuales tienen más de 2 metros de altura, contemplándolos desde el paseo cercano.

Iniciando su recorrido por la carretera asfaltada desde este punto, verá las cataratas a intervalos regulares.  Nade bajo los revoltosos torrentes gemelos desde las cataratas de Florence o flote en el agua mientras contempla el barranco cubierto de enredaderas.  Disfrute de un picnic rodeado de walarós y walabíes de las rocas de orejas cortas, y escale hasta el espectacular punto de observación.  Desde aquí, la ruta de 1,5 km Florence Creek Walk le conduce hasta el conocido Buley Rockhole, una serie de spas y piscinas naturales bordeados de un tranquilo bosque. Siga su camino y haga un alto en el camino para contemplar las cataratas de Tolmer recorriendo dos abruptos escarpados y siga el accesible sendero Tolmer Falls Walk recorriendo este paisaje de arenisca en tonos rojizos.

Desde la cercana Greenant Creek, el paseo de vuelta, de 90 minutos de duración, le llevará hasta la cima de las cataratas de Tjaetaba, un lugar sagrado aborigen.  El siguiente lugar de obligada visita son las cataratas de Wangi, la catarata más grande y con mejor acceso de Litchfield.  Nade en la poza, disfrute de un picnic junto a murciélagos frugívoros y camine hasta la plataforma de observación, situada en la base de la catarata.  Desde aquí, la ruta Wangi Falls Walk continúa a través del bosque  monzónico hasta llegar a los escarpados de piedra.  Más allá, el camino hasta Walker Creek está rodeado de ocho zonas de acampada situadas en huecos dentro de las rocas, un área de picnic y numerosos puntos en los que darse un idílico chapuzón. La última atracción a la que podrá acceder desde la carretera asfaltada es Bamboo Creek, donde hay una mina de estaño abandonada.

Alejándose de los caminos más frecuentados, podrá conducir su 4x4 en dirección hacia las cúpulas de caliza erosionadas de The Lost City, o las históricas ruinas Blythe Homestead Ruins, antiguo emplazamiento de una mina de cobre y estaño.  Visite las cataratas Surprise Creek o Tjaynera (Sandy Creek), donde una senda flanqueada por cica revoluta serpentea a través del valle para llegar hasta la poza.  Si desea contemplar una perspectiva diferente, suba a un helicóptero y disfrute de un vuelo panorámico, o suba a bordo de un crucero que le permitirá adentrarse en la naturaleza del río Reynolds.  Pase dos o tres días de excursión por la escarpada meseta de caliza de la ruta Tabletop Track, de 39 kilómetros, acampando para pasar la noche en las cataratas de Florence, el pantano de Tabletop o Greenant Creek.

Si lo que busca es una aventura de varios días cerca de las atracciones principales, levante su tienda de campaña en uno de los pintorescos lugares de acampada que encontrará cerca de las cataratas de Wangi y Florence Falls, Buley Rockhole y Walker Creek.  Aunque, si lo desea, puede pasar la noche en Batchelor o volver a Darwin, donde podrá comentar su aventura por Litchfield con un habitante local, que demostrará el mismo entusiasmo que usted en la narración.

Más sugerencias