Sunshine Coast, Queensland

Sunshine Coast, Queensland. © Tourism QLD

Sunshine Coast, Queensland

El extraordinario clima de Sunshine Coast, a poco más de una hora de Brisbane, es perfecto para disfrutar de unas vacaciones cargadas de acción o de una tranquila escapada en cualquier momento del año. Sunshine Coast tiene cuatro subregiones, cada una con sus propias atracciones únicas. Sus cristalinas playas recorren kilómetros de costa, y cuentan con zonas donde se puede nadar de forma segura y espectaculares rompientes de surf.

En Noosa, la calle Hastings Street está llena de elegantes restaurantes y boutiques, a solo unos pasos de la playa. Sunshine Beach, Sunrise Beach, Marcus Beach, Peregian Beach y Coolum Beach son playas de surf desiertas de deslumbrantes aguas azules y blanquísima arena. Al final de Hastings Street, el Parque Nacional de Noosa ofrece una espectacular panorámica de la costa, y una abundante fauna y flora autóctona australiana.

Los mercados de la región ofrecen una interesante mezcla de imágenes, sonidos y aromas. En ellos encontrará alimentos frescos, obras de artesanía, y moda y joyería original de diseñadores locales. Los mercados de Eumundi son de los más conocidos, pero hay otros mercados excelentes, como el Noosa Farmers Market, el Peregian Beach Market, el Cotton Tree Market y los de Bulcock, en Caloundra.

Dé el primer golpe en uno de los campos de golf de competición de la región, como el Palmer Coolum Resort, que acoge el Campeonato de la PGA de Australia, el Twin Waters Golf Club, el Pelican Waters Golf Club o el Noosa Springs Golf Resort.

Monte a caballo por la playa o suba a lomos de una Harley Davidson para disfrutar de un emocionante paseo.

El centro neurálgico de Sunshine Coast se extiende entre Mooloolaba y Marcoola. Mooloolaba Spit es una de las playas más seguras para nadar de esta parte de la costa. Mooloolaba también cuenta con un enorme puerto, donde podrá aprender a navegar, salir a disfrutar de un día de pesca en alta mar o embarcarse en una excursión para avistar ballenas cuando es temporada. Para practicar buceo o snorkel, visite el Parque de Conservación de HMAS Brisbane, donde se encuentran los restos del naufragio del HMAS Brisbane.

La ruta del muelle que pasa por Alexandra Headland y une Mooloolaba con Maroochydore es un lugar bullicioso lleno de actividad. Pero si lo que busca es un remanso de paz y tranquilidad, visite Marcoola o Twin Waters, donde habrá días en los que sea la única persona que hay en la playa. Intente ver las tortugas bobas que llegan a la playa para incubar a sus crías. Embárquese en un crucero por el río Maroochy hasta Maroochy Wetland Sanctuary para ver canguros, ualabíes y numerosas especies de aves.

La región de Kawana a Caloundra es el área recreativa de Sunshine Coast. Las tranquilas aguas de la playa Golden Beach de Caloundra están protegidas por la cercana isla Bribie Island. Los surfistas experimentados no deben dejar de visitar el famoso rompiente de Moffat Beach.

Olvídese del surf, la arena y el sol durante un momento para explorar los pueblecitos de la línea de costa de Sunshine Coast a través de la montaña Glass House y el valle Mary. Municipios como Mapleton, Montville y Maleny ofrecen extraordinarias vistas, rutas por bosques pluviales, productos frescos locales y obras de arte y artesanía.

Sunshine Coast se encuentra a unos 100 km al norte de Brisbane. Desde Sunshine Coast, también puede tomar un ferry de automóviles en el pueblo de Tewantin para explorar Noosa North Shore, el Parque Nacional de Great Sandy e Isla Fraser, declarada Patrimonio de la Humanidad.

Más ideas australianas