Circuito de acuicultura de Australia Meridional

Ostras. © Tourism Australia

Circuito de acuicultura de Australia Meridional

Siga a las ostras, camarones, vieiras y peces en las prístinas aguas de la península de Eyre.  Maneje en auto o visite las granjas de acuicultura, barcos de pesca y los antiguos puertos pesqueros en excursiones organizadas.  Visite el lugar donde la perca del Murray, en peligro de extinción, se cría en Whyalla y pruebe ostras frescas en Cowell.  Nade con atunes en Puerto Lincoln y observe delfines en los alrededores de la granja de ostras de la bahía de Coffin.  Capture cangrejos frescos en Elliston y dese un festín con pescadillas, abulones y cangrejos nadadores azules en la bahía de Streaky y Ceduna.  Durante este recorrido, nade y practique surf en extensas playas de arenas blancas, pernocte en tranquilas ciudades portuarias, camine por los acantilados escarpados y descubra lugares ideales para practicar submarinismo. 

Whyalla se encuentra a cuatro horas en auto desde Adelaida, e incluso más lejos desde el río Murray.  Aquí, en una granja de acuicultura, la cría de la perca del Murray, especie en peligro de extinción, está prosperando.  Observe cómo estos peces nadan junto a barramundis tropicales mientras le informan sobre su dieta alta en proteínas y los factores medioambientales que los amenazan.  Pesque en el muelle de Whyalla o adéntrese en el mar para capturar cangrejos durante la marea baja de verano.  En la cercana bahía de Fitzgerald, podrá caminar por las playas prístinas y observar palometas en las aguas cristalinas del mar.

Haga una parada en Cowell para probar ostras de temporada con una copa de vino en la granja de ostras.  Recorra en auto la espectacular costa este de la península hacia Puerto Lincoln, donde podrá observar cómo se preparan las ostras, mejillones, silagos manchados, camarones y langostas en la piscifactoría local.  Pida una genuina cesta de pesca o disfrute de una comida en un crucero para observar atunes de aleta azul por la bahía de Boston.  Dé de comer o nade con los valiosos atunes u obsérvelos a través del observatorio submarino.  Un concurso de lanzamiento de atún y un banquete de mariscos y pescados son algunos de los eventos que se ofrecen en el Festival Tunarama de Puerto Lincoln durante el mes de enero. 

En el norte se encuentra el tranquilo pueblo pesquero de la bahía de Coffin, donde pueden degustarse algunas de las ostras más sabrosas del país.  Navegue entre delfines y focas hacia la granja de ostras local o no se pierda detalle de los paisajes costeros en el sendero de Oyster Walk.  Continúe por la costa oeste de la península de Eyre hacia el paraíso del cangrejo de Elliston, donde cenar resulta tan sencillo como capturar un cangrejo vivo del tanque.  Maneje hasta la bahía de Venus y haga un alto en el camino en el Needle Eye Lookout para disfrutar de las vistas de la espectacular costa rocosa.  Bucee con delfines o nade con curiosos leones marinos en la bahía de Baird.  Más adelante hacia el oeste en Point Labatt, podrá contemplar cómo juegan los leones marinos. 

Visite una granja de ostras y pruebe mariscos y pescados de las aguas del Great Australian Bight en la bahía de Streaky, hogar de una gran población de abulones de labios verdes.  Siguiendo la costa se encuentra la bahía de Smoky, donde puede saborear ostras del Pacífico en una excursión por la planta de acuicultura.  A continuación, maneje hacia Ceduna, enclave que alberga playas de arenas blancas de ensueño y una pujante industria pesquera.  Obtenga información sobre las especies que se crían aquí mientras cena un plato surtido de mariscos y pescados frescos.  Agarre sus aparejos de pesca y maneje un auto 4x4 hacia Davenport Creek, un lugar conocido también por la práctica de surf, body boarding y esquí acuático.  O siga por la costa hacia la playa de Cactus Beach, donde podrá practicar surf en olas de primera o pescar.

Desde tranquilos negocios costeros hasta piscifactorías enormes, podrá descubrir todos los niveles de la industria pesquera local lucrativa de la península de Eyre.  Además, estas experiencias gastronómicas dedicadas a los productos del mar son también unas vacaciones de verano clásicas, que incluyen ciudades tranquilas, playas de arenas blancas y mares de aguas impolutas y vibrantes.

Más sugerencias