Explosión primaveral en Kangaroo Island

Seal Bay Conservation Park, Kangaroo Island, Australia Meridional

Explosión primaveral en Kangaroo Island

Desde septiembre a noviembre, la primavera trae a Kangaroo Island un emocionante espectáculo de flora y fauna. Lo mejor es que los numerosos senderos le proporcionan un verdadero palco frente a los maravillosos paisajes. Contemple a los delfines en cabo Borda y a las aves migratorias en el Parque Natural de Cape Gantheaume. Recorra enormes extensiones de flores silvestres de colores intensos, en la bahía de Hanson. Sorpréndase al descubrir aves zancudas procedentes de Siberia y crías de canguros que acaban de salir de las bolsas de sus madres. Observe de cerca a los ornitorrincos en sus madrigueras y al ganso del cabo Barren, en peligro de extinción. Gracias a sus días soleados y templados y a la impresionante explosión de flora y fauna, la primavera es la época ideal para descubrir los secretos de Kangaroo Island. 

Caminar es una forma extraordinaria de encontrar animales autóctonos y pintorescos parajes en Kangaroo Island. Comience con la breve ruta de Clifftop Hike en cabo Borda, en el extremo noroeste de la isla. Vea a las águilas marinas en las alturas, los juguetones delfines y a las ballenas durante su migración anual. Después, realice una excursión guiada a través del Faro de cabo Borda y camine por el sendero por el que los guardas del faro subían los víveres. En el Parque Nacional de Flinders Chase, puede contemplar espectaculares vistas de la costa en la ruta Cape du Coudic Hike.  También puede ir hacia Admirals Arch para observar cientos de dóciles canguros y miles de osos marinos de Nueva Zelanda jugando en las rocas.  Siga el sendero de Platypus Waterholes Walk hasta llegar a Rocky River donde, en primavera, los gansos del cabo Barren incuban sus huevos en los campos de lirios y los ornitorrincos anidan en madrigueras de hasta 20 metros de largo. 

Si se ve con fuerzas, emprenda la ruta de seis horas de Hanson Bay Hike en el Parque Natural de Kelly Hill, ubicado en la costa sur. Pase junto a canguros y wallabíes alimentando a sus crías que acaban de salir de la bolsa.  Entre los bosques de eucaliptos rosas, eucaliptos mallee, brezales costeros, lagunas de agua dulce y antiguas dunas tienen su hogar especies como la zarigüeya, el lagarto varano, el ornitorrinco y el bandicut. En el Parque Natural de Cape Gantheaume, la ruta de Curley Creek Hike le conduce hasta la laguna Murray, donde podrá ver aves zancudas que han llegado desde Siberia a finales del invierno y a principios de la primavera. También observará cigüeñuelas, cisnes y patos. 

Sea cual sea la ruta que siga, observará la explosión de color de las flores silvestres que inundan Kangaroo Island desde finales de agosto hasta mediados de octubre. De las más de 100 variedades que florecen en estas tierras, 40 son especies únicas de la isla. Acacias, limpiatubos, pequeñas flores australianas y orquídeas autóctonas decoran el brezal y la costa con tonalidades blancas, naranjas, amarillas, rosas y azules. Pregunte a los lugareños sobre los originales apodos,  como las flores “Jam Tart Bush” (tarta de mermelada) y “Egg and Bacon” (huevo y bacon). La planta de eucalipto se encuentra también en su punto álgido de producción y los productores de la zona llegan a obtener hasta 30 litros de aceite por una tonelada de hojas. Puede adquirir algunos productos en una destilería en Kingscote. 

Sin duda alguna no puede perderse las atracciones más conocidas de Kangaroo Island.  Una de ellas es ir a Penneshaw para observar cómo los pingüinos azules realizan su peregrinación nocturna de vuelta a sus nidos tras buscar comida en el océano Antártico, o contemplar una colonia de leones marinos australianos en la playa de la bahía de Seal. Observe wallabíes, zarigüeyas cola de cepillo y canguros en una excursión nocturna por American River. Sostenga entre sus brazos a un koala o una zarigüeya, dé de comer a loros arco iriso deje que una serpiente se enrolle en su cuerpo, en la bahía de Stokes. Bucee en compañía de los esquivos  dragones de mar foliados, diablos azules y peces arlequín en la bahía de Emu o de Stokes, en el norte de la isla. 

No puede perderse el mayor espectáculo natural que ofrece la primavera de Kangaroo Island.

Más sugerencias