Un tiempo de ballenas

Bahía de Hervey, Costa Fraser en South Burnett, Queensland. © Tourism Queensland

Un tiempo de ballenas

Todos los inviernos se puede ver pasar a las ballenas jorobadas en su migración hacia el norte, en Byron Bay y la bahía de Hervey. Maravíllese al ver su compleja comunicación acrobática y al escuchar el evocador canto submarino de los machos con un hidrófono. Vea a las lentas y gráciles ballenas francas australes nadar hacia la Costa Occidental de Australia, desde la bahía de Geographe, Dunsborough y Albany. O descubra a estas criaturas en peligro de extinción, que fueron cazadas hasta casi el exterminio, desde el santuario de ballenas de Cabo de Bight o Victor Harbor, en Australia Meridional. Contémplelas aparearse y dar a luz en las aguas del criadero de Warrnambool o llegar desde las frías aguas antárticas junto a ballenas jorobadas en la pintoresca bahía Great Oyster, de Tasmania. Desde finales de abril, las ballenas francas australes viajan a las aguas más templadas de la zona de cría, en las costas de Australia Meridional y Victoria. Mientras tanto, las enérgicas ballenas jorobadas continúan más el norte, hacia aguas tropicales más templadas, a lo largo de las costas occidental y oriental. Lo que significa que, entre mayo y noviembre, podrá ver a estos majestuosos mamíferos en los diferentes lugares de avistamiento a lo largo de la costa australiana.

Un tiempo de ballenas

Australia Occidental

Australia Occidental

Desde principios de junio podrá ver ballenas jorobadas y ballenas francas australes nadar tranquilamente en la bahía de Flinders, en Augusta. También puede dirigirse a Dunsborough en septiembre, donde las pocofrecuentes ballenas azules y sus ballenatos se juntan con delfines mular, en Geographe Bay. Por estas aguas color aguamarina, también nadan ballenas francas australes, jorobadas y pigmeas durante su migración hacia el norte. Descúbralas desde el faro del cabo Naturaliste o acérquese más en un crucero de avistamiento. Más hacia el sur, la rugosa costa de Albany, crea otros pintorescos miradores. Entre julio y octubre, descubra ballenas francas australes, y observe el apareamiento y alumbramiento de las ballenas jorobadas, en los grandes y verdes mares de King George Sound. Aprenda más sobre estas inteligentes criaturas en el museo de ballenas interactivo de Albany, situado en lo que hace muchos años era un antiguo centro ballenero.

Australia Meridional

Australia Meridional

Asómese a los escarpados acantilados alrededor de Encounter Bay, en Victor Harbor, y contemple las casi extintas ballenas francas australes que llegan aquí para reproducirse entre mayo y octubre. Disfrute de un crucero desde el muelle de Isla Granito para verlas jugar con sus ballenatos, más lejos de la costa de la Península de Fleurieu. Desde Ceduna, más hacia el sur de la irregular costa de Australia Meridional, podrá vivir la emocionante experiencia de ver a las ballenas saltar a cámara lenta desde los miradores o desde la playa. A menudo se acercan a pocos cientos de metros de los imponentes Bunda Cliffs. También podrá ver leones marinos australianos y tiburones blancos. Para verlos más de cerca, coja un barco hasta las protegidas aguas del santuario de ballenas del cabo de Bight.

Victoria

Victoria

Visite la playa de Logans Beach en Warrnambool donde, entre junio y septiembre, las ballenas francas australes dan a luz en una zona de cría cercana a la orilla. Permanecen aquí durante varias semanas, ayudando a los ballenatos a prepararse para el largo viaje de vuelta a las aguas sub-antárticas. Mientras tanto, los machos, las crías jóvenes y los jóvenes adultos, permanecen en aguas más interiores. Capture en su memoria la mágica interacción entre una madre y su cría, desde el mirador que hay en las arenosas dunas. También puede dirigirse a Lady Bay, donde las nuevas madres llegarán a acercarse tanto que podrán salpicarle desde el rompeolas. Deles la bienvenida desde un crucero de avistamiento o busque sus distintivas cabezas blancas encallecidas desde la ventana de una avioneta. En mayo, podría ver las poco frecuentes ballenas azules durante su último mes de alimentación materna en Cape Nelson, cerca de Portland.

TAS

Tasmania

Desde mayo, puede ver ballenas jorobadas y ballenas francas australes bordeando la costa por las claras aguas turquesa de la bahía Great Oyster, en la península de Freycinet. Coja un crucero naturalista desde Coles Bay y divíselas en el Mar de Tasmania, por las antiguas rutas migratorias. Al ver paisajes como bosques, acantilados de granito rosa y blancas playas secretas, podrá entender por qué las ballenas francas australes permanecen en la zona durante largos periodos. Otro enclave para ver algunas ballenas con sus ballenatos es Mercury Passage, junto a Maria Island; la salvaje y bella Bruny Island, a tan sólo unos minutos en coche desde Hobart. Aquí, en Adventure Bay, es donde los avistamientos son más frecuentes.

NSW

Nueva Gales del Sur

Navegue desde el icónico Puerto de Sídney hacia los cabos donde, entre mayo y finales de noviembre, las delicadas ballenas jorobadas ascienden hacia la costa oriental. Desde tierra, el mirador mejor situado de Sídney es The Gap, en South Head. También puede ver a estas mismas bellas e inmensas criaturas en Byron Bay, desde junio. Mire desde el faro de Cape Byron: las ballenas juegan a unos cientos de metros del punto más oriental de Australia. O escuche el evocador canto del macho jorobado por el hidrófono de un barco de avistamiento. En el sur de Sídney, está casi garantizado el avistamiento de ballenas en las calmadas y claras aguas del Parque Marino de la bahía de Jervis, que alberga también a grupos de delfines mular.

QLD

Queensland

Déjese salpicar por la cola y las aletas de las ballenas jorobadas en la bahía de Hervey, entre finales de julio y principios de noviembre. Es la capital de los avistamientos de ballenas de Australia, pero también obtendrá una estupenda vista desde Point Lookout en North Stradboke Island, cerca de Brisbane. Coja un crucero desde Mooloolaba, en la Costa Sunshine o la Costa Dorada, donde los avistamientos comienzan tan sólo 20 minutos después de dejar la orilla. Si busca avistamientos menos lejanos, puede ir a Port Douglas para encontrarse con los rorcuales aliblancos de la Gran Barrera de Coral. Podrá interactuar con estas juguetonas e inteligentes criaturas mientras practica snorkel desde cables enganchados en el barco.

Whale Watching Mapa de localización

Más sugerencias