Lugares de Australia declarados Patrimonio de la Humanidad

Uluru, Territorio del Norte. © James Fisher y Tourism Australia

Lugares de Australia declarados Patrimonio de la Humanidad

Australia cuenta con un total de 19 lugares declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, entre los que se incluyen algunos de los bosques pluviales más antiguos del planeta y aproximadamente un tercio de las zonas marinas protegidas del mundo.

Un lugar declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO es aquel que, según un comité internacional, tiene una importancia física y cultural especial para la comunidad internacional, ya sea una zona natural, una isla, un monumento histórico, un edificio o una ciudad.

Los lugares designados como tal deben ser de un ‘extraordinario valor universal’ y cumplir al menos uno de los 10 criterios culturales o naturales. Los lugares declarados Patrimonio de la Humanidad se convierten en tesoros nacionales que el país donde se encuentran debe proteger y conservar.

Muchos de los destinos más emblemáticos de Australia son lugares declarados Patrimonio de la Humanidad, como la Gran Barrera de Coral y los Trópicos Húmedos de Queensland, que incluyen el bosque pluvial de Daintree y las Montañas Azules de Nueva Gales del Sur, los parques nacionales de Kakadu y Uluru/Kata del Territorio del Norte, y el Parque Nacional de Purnululu de Australia Occidental, en Kimberley.

La costa de Ningaloo, en Australia Occidental, ha sido declarada recientemente Patrimonio de la Humanidad por su belleza natural y su diversidad biológica. El paisaje nacional de Ningaloo-Shark Bay ahora cuenta con dos zonas Patrimonio de la Humanidad en sus extremos norte y sur. La zona Patrimonio de la Humanidad de las reservas naturales de Tasmania, de 1,3 millones de hectáreas de extensión, cumple 7 de los 10 criterios, más que ningún otro lugar del planeta.

Algunas de las enormes áreas de entornos naturales y prístinos de Australia también han alcanzado la categoría de Patrimonio de la Humanidad, como los bosques pluviales de Gondwana, que se extienden por Nueva Gales del Sur y Queensland, y la región de los lagos Willandra de Nueva Gales del Sur.

Muchos de los lugares de Australia declarados Patrimonio de la Humanidad se encuentran en enclaves remotos, por lo que visitarlos requiere cierto espíritu aventurero. Entre ellos, se encuentran los yacimientos fosilíferos de mamíferos de Naracoorte, en Australia Meridional, y Riversleigh, en Queensland.

Las instalaciones penitenciarias de Australia declaradas Patrimonio de la Humanidad están formadas por 11 prisiones, que representan la migración forzada de presidiarios a colonias penitenciarias durante los siglos XVIII y XIX, y constituyen magníficos ejemplos de la riqueza histórica de Australia.

En Nueva Gales del Sur se encuentran la Old Government House y el Domain (Parramatta), Hyde Park Barracks y la prisión de Cockatoo Island (Sídney), y Old Great North Road (cerca de Wiseman's Ferry).

En Tasmania se encuentran el yacimiento histórico de Port Arthur (península de Tasmania), Cascades Female Factory (Hobart), Darlington Probation Station (Maria Island), el yacimiento histórico de las minas de carbón (cerca de Premadeyna), y Brickendon-Woolmers Estates (cerca de Longford). Todos ellos son centros penitenciarios de Australia declarados Patrimonio de la Humanidad.

En Australia Occidental se encuentra la prisión de Fremantle y en Norfolk Island (frente a la costa de Nueva Gales del Sur) se encuentra el yacimiento histórico de Kingston y Arthur's Vale.

Entre los edificios más importantes que han alcanzado la categoría de Patrimonio de la Humanidad se encuentran la Casa de la Ópera de Sídney, el Palacio Real de Exposiciones de Melbourne y los Jardines Carlton.

En esta prestigiosa lista podemos encontrar incluso islas enteras, como Isla Fraser (Queensland), todo el archipiélago de la Isla de Lord Howe (frente a la costa de Nueva Gales del Sur) y las islas Macquarie, Heard y McDonald (región subantártica frente a la costa de Tasmania).

A algunas de las zonas de Australia declaradas Patrimonio de la Humanidad solo se puede acceder con vehículos 4x4 o por aire, pero a la mayoría se puede llegar en coche o a través de excursiones organizadas por operadores locales.

Más ideas australianas