Los diamantes y las perlas de Australia

Nácar, criadero de perlas de Monkey Mia, Costa de Coral, Australia Occidental. © Tourism Australia Occidental

Los diamantes y las perlas de Australia

Nada denota mayor prestigio y romanticismo que los diamantes y las perlas, ambos producidos en Kimberley, en Australia Occidental. Compre perlas de los mares del Sur en Broome, la ciudad costera con una historia perlífera que data de los propietarios aborígenes. Viaje desde Kununurra hasta la inmensa Mina de diamantes de Argyle, en la que se extrae la mayor parte de los peculiares diamantes rosados del mundo. Por el camino, disfrute de los paisajes de Kimberley, tan preciosos y perdurables como las propias piedras preciosas. 

Ubicada en el punto de partida hacia la región de Kimberley, Broome es la capital perlífera de Australia.  Los aborígenes recolectaron y comerciaron aquí con nácar durante cientos de años antes de que llegaran los europeos. Los nuevos colonos supieron sacar provecho rápidamente de las riquezas perlíferas, y antes de 1910 la esplendorosa industria atrajo a numerosos pescadores de perlas asiáticos.  

Hoy puede conocer en el museo sobre las perlas la historia de los pescadores de perlas japoneses, filipinos y malayos, que se asentaron en Broome. El cementerio japonés, que se encuentra en las proximidades, tiene 900 lápidas dedicadas a pescadores de perlas asiáticos.  Para sentir realmente el dramatismo en alta mar de los primeros tiempos de la recolección de perlas, navegue por la bahía de Roebuck a bordo de un lugre perlífero. Observe cómo las perlas se cultivan en un criadero local, o compre un recuerdo en los salones de exposición de perlas de Chinatown, donde siguen colgados letreros en varios idiomas y permanecen en activo antiguos salones de billar.  

Con un precioso recuerdo de las perlas de los mares del Sur, ¿por qué no va a la caza y captura de diamantes en la región de East Kimberley?  Puede recorrer en 4x4 la carretera Gibb River Road desde Broome hasta Kununurra, donde la Mina de diamantes de Argyle produce la mayor parte del mundo de los peculiares diamantes rosados.  Los diamantes rosados tienen un valor 20 veces superior al de los diamantes blancos, y la mina también extrae diamantes color champán y coñac y preciosos diamantes azules. Únase a una excursión organizada para contemplar una colección de diamantes pulidos y en bruto, y descubra cómo se extraen, se precortan y se pulen. 

Después de su excursión por la mina, eche un vistazo a los impresionantes tesoros naturales de la región.  Realice un vuelo panorámico por la cordillera Bungle Bungles, con su característica forma de colmena, en el Parque Nacional de Purnululu. Navegue el imponente río Ord abajo o el lago artificial Argyle, que es lo suficientemente grande como para considerarse un mar interior. Practique senderismo y contemple cómo las majestuosas cataratas Mitchell caen hacia la meseta de arenisca, que se encuentra en el fondo. 

Si no se anima a adentrarse en la región de Kimberley, puede encontrar sus piedras preciosas en joyerías especializadas situadas por toda Australia. Perth es uno de los primeros puntos de entrega de los cargamentos de perlas de Broome y de diamantes de Argyle. Darwin es un lugar ideal para encontrar perlas del mar de Arafura y diamantes de la mejor calidad de la Mina de diamantes de Merlin, cerca del Golfo de Carpentaria. Hay granjas perleras en toda la zona norte de Australia, y puede comprar perlas cultivadas a nivel local en los alrededores de la Gran Barrera de Coral, en Queensland. 

Emprenda la búsqueda de tesoros por la región de Kimberly, que entre sus piedras preciosas se incluyen diamantes, perlas y unos inolvidables paisajes del Outback.

Más ideas australianas