Los ópalos de Australia

Ópalos, Museo y Mina de ópalo de Umoona, Coober Pedy, Australia Meridional. © FROSAT y Singing Bowl Media

Los ópalos de Australia

Los colores del arco iris brillan en los ópalos, la piedra preciosa nacional de Australia. De hecho, según la leyenda aborigen, este torbellino de colores se creó cuando un arco iris cayó a la tierra. Australia produce el 95% de los ópalos de todo el mundo, lo que convierte a estas fascinantes piedras en un recuerdo verdaderamente australiano. La variedad abarca desde los ópalos blancos o “lechosos”, los más comunes, encontrados en Coober Pedy, hasta los poco comunes ópalos negros de Lightning Ridge. Realice una excursión por nuestros famosos yacimientos, o compre ópalos en cualquiera de las tiendas especializadas que podrá encontrar por todo el país.

Las principales ciudades australianas y los centros turísticos cuentan con tiendas especializadas, en las que podrá comprar ópalos insertados en piezas de joyería o como piedras preciosas sueltas y sin tallar.  Los negros son los más codiciados, seguidos de los de canto rodado, los cristalinos y los blancos. Este sistema de valoración se basa en la idea de que las piedras más oscuras tienen colores más vibrantes, aunque las piedras individuales varían. 

Si desea disfrutar de una aventura entre ópalos, visite los yacimientos situados en lugares recónditos de Australia Meridional, Nueva Gales del Sur y Queensland. Se encuentran en la Gran Cuenca Artesiana, la que antaño fuera un inmenso mar interior. Los ópalos recuerdan a este antiguo mundo submarino, con fluorescentes tonalidades verdes azuladas y reflejos coralinos. También se conocen como el "fuego del desierto", y se extraen de algunos de los lugares más inhóspitos y calurosos de Australia. No olvide visitar los yacimientos de ópalos entre los meses de abril y septiembre, cuando el calor es menos intenso. 

En el extravagante pueblo minero de Coober Pedy, en Australia Meridional, la mayoría de los lugareños viven bajo tierra para escapar del sol abrasador. Alójese en un hotel subterráneo y visite las casas, iglesias y tiendas que se encuentran bajo tierra. En la superficie, realice una excursión por la mina y los yacimientos de ópalos y asista a una demostración de cómo se talla esta piedra preciosa. Alquile un 4x4 y realice una excursión de una jornada a otros de los pueblos mineros dedicados a la extracción del ópalo, como Andamooka, Mintabie y Roxby Downs. Estos yacimientos de Australia Meridional producen la mayor parte de ópalos blancos o lechosos del mundo.  

Los ópalos negros son los más codiciados del mundo, y se extraen en Lightning Ridge, a casi 800 km al noroeste de Sídney. Cazafortunas de todos los rincones del mundo llevan probando suerte desde el siglo XIX, y hoy en día se les unen turistas, que vienen aquí para disfrutar de una auténtica experiencia en el Outback. Realice una excursión por la mina de Bald Hill, compre recuerdos o juegue al golf en un antiguo yacimiento de ópalos.  Relájese en las termas artesianas de aguas minerales, camine por parajes repletos de excavaciones y observe aves autóctonas. El pueblo alberga el Black Opal Rodeo y extravagantes carreras de cabras durante la Semana Santa, así como el Lightining Ridge Opal Festival, que se celebra en julio.

La ruta del ópalo se adentra más en el interior hasta llegar a White Cliffs, el que antiguamente fue un animado pueblo dedicado a la extracción del ópalo, y donde hoy en día sólo viven unos cientos de habitantes. Explore los pozos mineros abandonados, en los que los lugareños viven durante el verano, y contemple los brillantes cristales de ópalo, muy codiciados por su translucidez y gran claridad de color.

Los ópalos de canto rodado sólo se extraen en Queensland, y puede encontrarlos en los alrededores de pueblos recónditos del Outback, como Quilpie, Yowah y Opalton. Compre ópalos pulidos y en bruto en el animado Yowah Opal Festival, que se celebra en julio, o visite Opalton, donde en 1899 se extrajo el ópalo de mayor tamaño del mundo.

Vaya a la caza y captura de estas codiciadas piedras en el Outback o encuentre su ópalo en una tienda de la ciudad. De cualquiera de estas formas, esta piedra preciosa genuinamente australiana será un vibrante recuerdo de su aventura en el país.

Más ideas australianas